LA QUINTA ENMMIENDA

¿Qué más da a quien votar, si la UE ya ha decidido la política económica?

Niño Becerra: "El IVA volverá a subir y habrá más recortes dado el cumplimiento de la deuda española exigido por Bruselas hasta el 2017-2018"

¿Qué más da a quien votar, si la UE ya ha decidido la política económica?
Santiago Niño Becerra. SB

En una entrevista concedida por el economista Santiago Niño-Becerra en Tenerife, al preguntarle por la pobreza en Europa, afirmó rotundamente que «la desigualdad económica se puede solucionar desde ahora mismo, pero es necesaria voluntad política para reconocer que las personas ‘pobres’ percibirían rentas básicas sin proyectar una actividad laboral para la sociedad, y esto no es sencillo».
 
Con resaca de cierre de la campaña electoral 26-J y algún que otro sobresalto, como las grabaciones al Ministro del Interior Fernández Díaz en clave de dimisión necesaria para la oposición, ¿hacia dónde inclinarán los ciudadanos su gesto electoral? ¿Qué importa el resultado, si las Políticas Económicas de la Unión Europea ya han trazado el barómetro de la deuda para España y, si hubiera que subir  nuevamente el IVA, va a ocurrir sea el color que vista La Moncloa…?
 
Recientemente asistí a una brillante ponencia liderada por Santiago Niño-Becerra, catedrático de Estructura Económica (IQS), quien describió perfectamente el drama de la ‘clase media’ española. No pude por más que felicitarle públicamente a lo que me respondió que «solo tengo dos carnets, el de identidad y el de conducir» como síntoma de diagnóstico independiente.

Santiago Niño expuso con cifras contundentes el equilibrio que podría arrojar una renta básica adecuada para acabar con la pobreza inmediatamente si hubiera voluntad política. Los números salen, ¿pero cómo gestionar socialmente tantos beneficiarios en el umbral de la pobreza sin creación de empleo? ¿Los políticos tendrían suficiente mano izquierda para proponer una renta básica sostenible?¿Cómo reconocer tantas personas sin actividad  productiva pero amparados económicamente por el Estado? La patata caliente la tienen los políticos, pero acabar con la pobreza es posible.
 
Santiago Niño-Becerra dejó clarito que «el IVA volverá a subir y habrá más recortes dado el cumplimiento de la deuda española exigido por Bruselas hasta el 2017-2018». Este economista apuntaba a la presunta filtración de la carta de Rajoy a Junker, augurando los deberes con Europa, a una sacudida de conciencia para que España entienda el doble lenguaje político. El signo electoralista y la vara de medir con la UE.

«La clase media sumergida en una desaparición progresiva en España por los recortes, no controla la información que se sucede en otros órdenes económicos superiores ni las decisiones de los mercados mundiales» sostuvo Santiago Niño, mientras declaraba que «el concepto estado-nación, sería mutado por grandes corporaciones económicas en el mundo, así como el dinero virtual sería el fin de la circulación de la moneda corriente, y el control del gasto ciudadano e institucional, pasaría a ser un modelo gestor-tecnológico».
 
En resumidas cuentas: economía virtual cercana, y ausencia de paraísos fiscales, porque Panamá no es un paraíso fiscal, y sólo hay dos núcleos económicos de este tipo en todo el planeta. «¿Cómo se acaban los paraísos fiscales? subiendo los tipos de interés, y las ventajas fiscales se caen. Los papeles de Panamá surgen ahora porque a alguien le interesa», apostilló el economista Niño-Becerra.
 
Resulta trepidante para los electores españoles ofertar su voto a cambio de promesas de momento incumplidas, pues son promesas también virtuales, que realmente se subastan en el mercado político que los ciudadanos afrontan, pues  son quienes marcan la tendencia de la «bolsa de valores electorales». 

Son los ciudadanos los que crean tendencia, no los políticos. Son los ciudadanos los que cotizan con un sí o con un no. Son los políticos los devaluados, y son los votantes los cotizados. Y aquí viene la pregunta del millón, ¿Qué ciudadanos cotizan más que otros para una campaña electoral? ¿Los ‘lobbys’ están al alza en algún ámbito de inversión electoral? ¿Hay familias influyentes que financian sillones políticos a sus hijos? ¿Quién es quién en el mapa de los nombres de los candidatos? ¿Hay votantes VIP y votantes sin cartera de financiación?
 
Quizá haya economistas que piensen que los políticos si crean tendencia, y creen tendencias económicas, mientras son los ciudadanos los adictos a la glamorosa estela de inversión electoral. Puede, pero sin duda, los candidatos son los que persiguen los votos, aunque consigan alterar el equilibrio y provoquen que los ciudadanos se cuelguen de ellos como ídolos salvadores. En fin, así va España.

EL CASO CANARIO

Y así va Canarias. A ver si alguien entiende esto: El Partido Popular (PP) se enfrenta junto a Ciudadanos (Cs) y Coalición Canaria (CC) a Podemos en el Archipiélago. Sin embargo, la derecha no se pone de acuerdo en un tema tan puntual como la ampliación de un tranvía en Tenerife. CC lidera el proyecto con el Presidente del Cabildo, Cs con su candidata Melisa Rodríguez atribuye la carga decisoria a sus concejales sin definir ninguna postura, y el PP en clave municipal no se opone a CC, pero su representante al Congreso Ana Zurita(PP) no posiciona un sí o un no a este tranvía. Entonces, llegó el PSOE-NC  y anunció un recurso en Europa contra este tranvía, Alberto Rodríguez (Podemos) se posicionó respaldando a los ciudadanos, así como IU y Si Se Puede.
 
Finalmente, fueron más de 2.500 personas las que se manifestaron contra el tranvía que cuesta la friolera de 36 millones de euros. ¿Quién marca tendencia entonces, los políticos o los ciudadanos?¿Quienes suman en este país,  los políticos o las asociaciones y colectivos? ¿Quién puede parar absurdos proyectos políticos, los oponentes ideológicos o personas de a pie? Este es un básico ejemplillo, de cómo los pactos, las oposiciones y los intereses económicos bloquean el rumbo del crecimiento en la gestión. Todos contra todos en esta campaña #26J, y si no se ponen de acuerdo en un simple tranvía, ¿qué no harán en lo crucial?
 
El Archipiélago canario se muere de hambre, pues sólo produce un 8% de lo que consume, y el 92% es importado. Los candidatos ensalzan el sector primario, no se con que autoridad moral, cuando el índice de dependencia externa es brutal. ¿Y cómo es posible que los canarios vivan sin techos solares en sus casas con un seguro de sol del 100%? 

El REF (Régimen Económico Fiscal) languidece con recortes y llora por deudas históricas del Estado con  la Sanidad canaria. POSEI, REA, PIEC, prototipos económicos singulares en una laguna electoral muy confusa en Canarias. ¿Quién es el malo de la película?¿Rajoy se olvidó financiar con cariño a las islas, o los canarios debían posicionarse con más mala leche frente al Estado? Albert Rivera (Cs), en visita electoral a Tenerife, se erigió como el único interlocutor válido entre el PP y el PSOE, y yo me pregunto, ¿por qué no llama Rivera a todos los implicados y media un acuerdo con la ampliación de un simple tranvía? Si puede con un proyectillo, podría mediar pactos de Estado. Lo triste,  es que ni pequeños ni grandes acuerdos entre nadie…Entonces, mejor ni pensar en el #27J, ya que la capacidad negociadora, hasta la fecha, deja mucho que desear. Y total, qué importa a quien votemos, si Europa ya tiene los resultados. Los económicos, donde se gestan los grandes pactos.

@mariamonterotfe

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído