El emperador de Japón quiere abdicar porque se siente ‘pachucho’

El emperador de Japón, Akihito, ha confirmado este 8 de agosto de 2016 su voluntad de abdicar debido a su avanzada edad y antes de que su salud no le permita ejercer sus funciones con solvencia.

En un mensaje televisado, el soberano japonés mostró su preocupación de que «algún día» se encuentre con dificultades para llevar a cabo su papel de jefe de Estado, algo que «podría tener efectos adversos para la sociedad» nipona.

En un vídeo de unos diez minutos grabado en el Palacio Imperial, Akihito evitó referirse de forma directa al procedimiento de abdicación porque la legislación de la Casa Real del país no lo contempla.

Para que el actual emperador ceda el Trono del Crisantemo a su hijo Naruhito, el Parlamento japonés debería aprobar una reforma del marco legal vigente.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leido