LA QUINTA ENMIENDA

Héroes anónimos del incendio de La Palma rompen su silencio y echan chispas

"Nuestros contratos laborales son precarios. En Tenerife, por ejemplo, después del incendio del año 2007, se suprimieron 50 operarios, y hay torres de control en Vilaflor, Güimar, La Esperanza, que no están activadas en la actualidad"

El incendio desatado en la isla de La Palma ha devastado sin piedad cerca de 4.850 hectáreas. La evacuación de varios miles de personas, en distintas localidades de la Isla Bonita, al ritmo del despiadado fuego, ha mantenido en vela a cientos de familias, ante el temor de perder sus casas.

Los efectivos de los diferentes Cuerpos de Seguridad, convocados para la extinción de este  incendio, han sumado esfuerzos, y el incendio empieza a dar síntomas de estar controlado, para acceder a ser perimetrado, pero aún no ha sido extinguido.

El joven alemán de 27 años, Scott.V.S, se encuentra a disposición judicial, en prisión sin fianza, como presunto autor del incendio, al declarar ante la Guardia Civil, el incidente «del papel higiénico ardiendo sin control, en las inmediaciones del Parque Rural de Jedey, tras su propio acto de defecación».

El espacio natural, servido de pinocha seca, fue el escenario dramático, junto a la imprudencia del joven al quemar su rastro orgánico, para declarar uno de los incendios más graves del siglo XXI.

Este siniestro, se ha cobrado la vida de Francisco Santana, un veterano agente forestal de Medio Ambiente del Cabildo de La Palma, fallecido en sus funciones, de extinción de este fuego voraz. #IFJedey

Concurrieron todas las circunstancias, durante el 3 de agosto de 2016, para que las llamas alcanzaran una efervescencia imparable durante días, en la isla de La Palma. Algunos bomberos forestales consultados, explican que «temperaturas superiores a 30 grados, vientos de 30 kilómetros por hora, y humedad del 30 por ciento en el ambiente, son factores nocivos para cualquier incendio, sea provocado, accidental o por imprudencia».

Además, estos agentes, encargados no solo de extinción del fuego, sino de labores de prevención, subrayan enérgicamente «la necesidad continua de mantener limpias de ramas secas, las pistas forestales, así como los cortafuegos, hecho que no se cumple, encontrando concentraciones importantes de pinocha, por ejemplo, que supone el combustible ideal para cualquier incendio». 

La reclamación de los bomberos forestales de BRIFOR, Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales, contratados como retenes o refuerzos en campañas de verano, por el Cabildo de Tenerife, ascendiendo a 125 efectivos extras para la isla, durante tres o cuatro meses, apunta a una equiparación de reconocimiento de categoría laboral y sueldos, con los agentes contratados durante el año, así como una mayor concienciación, por parte de las instituciones públicas, de que las campañas son anuales, y no meramente estivales.

«LOS INCENDIOS NO SE APAGAN, SE EVITAN», apostillan los retenes, señalando que «si se hiciera el trabajo de prevención adecuado anualmente, el resultado sería bien evitar muchos incendios».

Los Agentes Forestales y Bomberos Forestales BRIFOR: Los Héroes Anónimos en primera línea de extinción del incendio en La Palma 

En el Archipiélago canario, La Palma acoge la instalación base de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF), del Ministerio de Agircultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), dada la elevada cifra de incidencia de incendios en la Isla Bonita, afectada en el 70% de la superficie quemada en Canarias. La helisuperficie construida en Puntagorda, tiene capacidad para dos grandes helicópteros.

 El Ministerio tiene en servicio diez BRIF  en toda España, en el verano, y cinco equipos durante el invierno. Desde que se declaró el incendio en La Palma, se han desplazado diferentes equipos BRIF desde Canarias  y la península, como refuerzo a los agentes y retenes que allí se encontraban desde el principio de la extinción.

Los agentes forestales, brigadas o bomberos forestales, son los verdaderos rostros silenciosos, que arriesgan su vida directamente a pie del fuego. Con mangueras de 25 milímetros de grosor, se enfrentan a diario con las llamas, recibiendo una radiación de calor muy elevada, aún con la distancia prudente de 30 metros respecto al fuego, y sus trajes ignífugos. Son héroes anónimos, que se merecen todo el reconocimiento de la sociedad. Tal como, Francisco Santana, el agente forestal del Cabildo de la Palma, fallecido, que entregó su vida por los demás.


Testimonios directos de bomberos forestales, retenes, peones de BRIF que han participado en incendios  acaecidos en España

Son muchas voces silenciosas, que han aportado su experiencia, conciencia, y vocación de servicio desde los equipos BRIF, en retenes de verano, como desde Parques Nacionales. Algunos de ellos han roto su silencio, y lamentan las condiciones laborales en las que se encuentran, soportando una tensión de máximo riesgo en el ejercicio de su profesión.

«He vivido como mis compañeros lamían el agua del suelo, cuando se les acababa el suministro. Sabemos cuando vamos a un incendio, pero no cuando regresamos. Acudimos al uso de nuestros teléfonos móviles en Canarias, por el mal funcionamiento de equipos de radio. Antes teníamos coches con capacidad de 3500 litros de agua, ahora son 800 litros. Vehículos con problemas de frenos, y algunos no capacitados para el terreno, llamados turroneras. Nos tienen que avisar desde los helicópteros con alarmas, antes de descargar el agua, para retirarnos, y el impacto del agua sobre la tierra no nos mate. Por míseros sueldos de 800 euros mensuales en verano, nos jugamos la vida».

Las condiciones laborales de los brigadas de BRIFOR

«Nuestros contratos laborales son precarios. En Tenerife, por ejemplo, después del incendio del año 2007, se suprimieron 50 operarios, y hay torres de control en Vilaflor, Güimar, La Esperanza, que no están activadas en la actualidad. ¿Cómo es posible? ¿Y qué vigilancia hay en el Parque Rural de Anaga? Noches enteras despiertos en los jeep, sin relevos de descanso. Si hay un incendio, al no dormir ni una hora, acudimos al fuego agotados físicamente. Contratan conductores que, a la vez, ejercen de capataces o motoserristas, pero es imposible realizar todas estas tareas, por una sola persona».

«Tratan de ahorrarse sueldos de capataces. Sueldos de brigadas fijos de 1200 euros, respecto a 700 o 800 euros mensuales, por realizar el mismo trabajo. Si vas al paro, eres trabajador de servicultura, porque no te reconocen la categoría de bombero forestal. ¿Dónde están nuestro plus de altura? ¿Y nuestros trajes ignífugos nuevos cada año? ¿Dónde están los cascos y botas en buen estado? ¿Algunos vehículos con o sin ITV?».

Lo que no cuenta el Cabildo de Tenerife

El Gobierno de Canarias, obligó al Cabildo tinerfeño, a prorrogar la campaña de verano en prevención contra incendios forestales, contratando servicios de la empresa pública TRAGSA. Los trabajadores afectados sostienen que

«Nosotros, los bomberos de BRIFOR,  años atrás, desarrollábamos nuestra actividad, con las empresas  UTE EIMFOR S.L.-EURAL S.L., poco más contentos que con las condiciones de TRAGSA, desde que asumió este servicio en 2015.

El concurso de este año, fue asignado a FORESMA por 5,6 millones de euros, pero no se entiende, dado su informe económico en negativo, y además, fue recurrido por la UTE EIMFOR S.L, lo que conllevó una encomienda a TRAGSA, y comenzamos la campaña de verano más tarde, que en periodos anteriores.

Antes, formábamos equipos de 8 operarios, ahora de 4, cada vez más recortes, y peores condiciones laborales con TRAGSA, por no hablar de los ERES, despidiendo trabajadores que son necesarios en los montes. Realmente hay un «abuso» de la necesidad económica de la gente».

La resolución del incendio en La Palma

Algunos retenes forestales aclaran que «El fuego en realidad, no lo apaga nadie. Se observa el comportamiento del fuego,  y hay que tener limpias los cortafuegos, para que no ejerzan de vasos comunicantes del fuego, junto con las pistas forestales si están sucias con plantas secas. Calculamos 50 metros de ancho por cortafuegos, con árboles de 25 metros de altura. 

 Se ataja el incendio por la cola, donde empieza, y flancos laterales, mientras la cabeza esté descontrolada, hay que esperar a que cambie el clima, para controlar todo el fuego, y perimetrar el incendio. Se pueden alcanzar temperaturas de 1500 grados, y hay que asegurar la zona que se ha quemado, enfriar el área, porque el subsuelo también se quema, y puede haber fuego de retorno. El incendio se considera extinguido, cuando no hay más peligro de que el fuego se reavive. Solemos llevar un machete para abrir caminos, y esta herramienta, nos puede salvar la vida».

Los medios empleados en la extinción del incendio iniciado en el área del Parque Rural de Jedey

Durante los primeros días y horas de este siniestro, han intervenido de una manera directa, uno 560 efectivos, y cerca de 300 a diario, coordinados desde el Puesto de Mando Avanzado del 112. Según informa la Consejera de Política Territorial, Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Nieves lady Barreto, junto al 112 de Canarias, se sumaron, Cecopin de la Palma, Medio Ambiente de La Palma, Parque Nacional de La Caldera, Cabildos de La Gomera, Gran Canaria, Tenerife con operarios BRIFOR y BRIBAN, BRIF La Palma, 165 efectivos de UME, Guardia Civil, Bomberos, Policia Canaria, Policía Local, Cruz Roja, ONG´s, Servicios Sanitarios, Protección Civil de La Palma.

Algunos bomberos forestales BRIFOR explican, que «Se emplearon doce aeronaves, pero por la orografía complicada de Canarias, los hidroaviones son menos efectivos, que un helicóptero Kamov de 4500 litros, siendo totalmente quirúrjico en la extinción, al igual que los helicópteros, que apuntan directamente sobre los focos. En algunas ocasiones, se llegan a utilizar máquinas bulldozer, para abrir cortafuegos con rapidez y eficacia, ahorrando mucho tiempo y esfuerzo». 

Consecuencias del incendio en la Isla Bonita y recuperación de los espacios naturales quemados

En función de la experiencia en otros incendios, algunos brigdas de BRIFOR, apuntan que «después de quemarse un 6,8 de La Palma, podría ser declarada zona catastrófica, y recibir subvenciones de la Unión Europea. El Paso, Fuencaliente, Mazo, Los LLanos, Los Montes de Luna, y Tigalate, que han sufrido los daños del fuego, pueden reverdecer en poco tiempo, gracias a la gran capacidad de regeneración del pino canario.

El agua salada que recogen los hidroaviones, dificulta este proceso, no el agua de pantanos o presas. Por otra parte, la escala de mandos intermedios entre agentes prevex, técnicos, y los retenes complica la rapidez en la comunicación de órdenes, y admiramos la organización de los efectivos de la UME, así como el mejor equipamiento que poseen, y unas telecomunicaciones impresionantes. Protección Civil es un ejemplo de humildad a seguir en los incendios, y la Guardia Civil, corta carreteras y vigila los accesos.

Deberíamos aprender de EEUU y su capacidad profesional en los incendios. Hay personas en Canarias, que necesitan mejorar su formación en incendios, no saben ni el alfabeto internacional. Después llegan las subastas de madera talada a empresas, planteamiento de recalificaciones de terrenos. ¿Será algún negocio encubierto algún incendio que otro? Parece que a todos se nos olvidan las consecuencias entre la sucesión de los incendios, pero se podrían evitar muchos siniestros con mayor prevención y personal laboral especializado».

Reconocimiento al trabajo en la extinción del incendio en La Palma a la Guardia Civil

La Guardia Civil ha colaborado intensamente en las labores de extinción en La Palma, en coordinación con medios aéreos, realizando rotación de pilotos y mecánicos, para cubrir todas las horas posibles.

El CUCO de la Guardia Civil, ha realizado un importe trabajo, desde el origen del siniestro, en organización de aeronaves, con uno de los técnicos de extinción a bordo, controlando el perímetro del fuego, marcando las directrices de lanzamiento, y refresco en su caso, en alerta de algún posible rescate, a algún miembro del dispositivo de extinción, si fuera necesario.

Durante muchas horas de peligro, cuatro pilotos y cuatro mecánicos, rotando en una acción tan delicada. Son muchos los operarios de la Benemérita que están detrás, sin ser nombrados, velando la noche y controlando el fuego desde dentro y desde fuera junto con otros profesionales.

Los que cocinan y reparten el agua. Médicos, voluntarios de Cruz Roja, mecánicos de aviones, conductores, directores de extinción, técnicos anónimos. Detrás de cada protagonista, hay muchos anónimos imprescindibles. La Guardia Civil, tiene competencia en varios Parques Nacionales en Canarias, con SEPRONA (Servicio de Protección de la Naturaleza), en campañas de prevención contra incendios durante el año y conservación de la naturaleza, tarea que le fue asignada en 1876, por una Real Orden, y ejecución del tal actividad, hasta la actualidad.

Así mismo,  participa continuamente en labores de rescate en montaña y asistencia en carretera,  y múltiples acciones en diferentes ámbitos competenciales en el Archipiélago canario. La Benemérita ha sido distinguida por el Gobierno de Canarias, ayuntamientos canarios, y diversos colectivos sociales.

Las responsabilidades de Scott.V.S, autor del incendio en Jedey

Los cargos por delito de incendio forestal, además del resultado de muerte del agente forestal, Francisco Santana en el incendio, han llevado a prisión sin fianza a Scott.V.S, cumpliendo la orden dictada por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Los Llanos de Aridane.

El joven alemán, de 27 años, vivía en una cueva en El Paso. Vinculado a la naturaleza, se encuentra sumido en la inanición y tristeza.

En su defensa legal, se podría apuntar, al estado de limpieza o suciedad forestal del monte, si pudo ser determinante en las causas de propagación del incendio, y en su caso, si con un correcto estado de mantenimiento forestal en la isla, se hubiera podido evitar consecuencias tan catastróficas para La Palma. ¿Influiría en el juicio a Scott, declaraciones de agentes forestales, incidiendo en la falta de prevención de incendios durante el invierno? ¿Habría que contemplar en este incendio presuntas responsabilidades políticas, o de algún técnico forestal?

La Plataforma de Asociaciones y Sindicatos de Bomberos Forestales (PASBF) informaron a la UE en 2015: «El Riesgo Cero No Existe»

El Servicio de Prevención y Extinción de Incendios Forestales (SPEIF), se encuentra representado en la unión de todas las asociaciones y sindicatos, vinculados a los trabajadores en los incendios forestales, aglutinados en la Plataforma PASBF. Durante la visita efectuada por la PASBF a Bruselas en mayo del 2015, y su ponencia, expresando su malestar por las condiciones laborales de estos trabajadores, entregaron la documentación al Comisario Europeo de Medio Ambiente, sin haber obtenido respuesta todavía de Europa.

«El fuego puede ser un negocio muy rentable. Los servicios públicos de emergencias, en manos de empresas públicas o privadas, podrían dejar en vulnerabilidad a los trabajadores, según en que condiciones gestionen los contratos. Empresas como AMAYA en Andalucía, Geacam en Castilla-La Mancha, o Matinsa e Infosa en Madrid,  son nombres a tener en cuenta», comentan algunos sindicatos.  

Desde PASBF se han iniciado algunas PNL en el Congreso de los Diputados, siendo la última, a través del PSOE, con la diputada nacional, Zaida Cantera, solicitando la creación de un grupo de trabajo, que aborde la elaboración de un Estatuto Básico para  Agentes y Bomberos Forestales, y un marco regulador de su actuación y pertenencia. 

Quejas y solicitud ante la Junta de Extremadura contra TRAGSA

La Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente, AEEFOR, exigió hace unos meses, a la Junta de Extremadura que «convoque a licitación pública las obras y servicios adjudicados a dedo a TRAGSA, solicitando la paralización, del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que supondría el despido de unos 57 empleados en la región, con otros 30 más en el aire».  AEEFOR considera que, la administración extremeña debe actuar para salvar a los trabajadores afectados por el ERE y orientar su política de adjudicaciones públicas a la creación de empleo de calidad. 

Por otra parte, la Asociación advierte a la Junta de Extremadura que, recurrirá todas las encomiendas de gestión a las empresas del Grupo TRAGSA, solicitando en vía judicial la paralización de las adjudicaciones, ya que «estas «encomiendas» no son más que adjudicaciones a dedo, que se hacen sin concurrencia competitiva, lo que produce un enorme lucro irregular a las empresas beneficiarias». 

Así lo ha manifestado su presidente, Francisco Castañares, tras señalar que, «la Junta de Extremadura no acaba con estas prácticas irregulares, si no que incluso se muestra dispuesta a incrementar las cuantías a TRAGSA, manteniéndose una relación entre la Junta y esta empresa». También Castañares ha recalcado, que «este procedimiento supone una gran competencia desleal que perjudica a las empresas extremeñas, y en muchos casos, son subcontratadas por la propia TRAGSA, con bajas superiores al 40% de los importes licitados».

Denuncias políticas contra TRAGSA en el Parlamento de Galicia

El diputado de AGE (Alternativa Galega de Esquerda), Juan Fajardo, defendió en el Parlamento gallego, una propuesta para impedir la ejecución del ERE en TRAGSA, siendo rechazada por el Partido Popular de Galicia (PP). Sin embargo, esta empresa pública, obtuvo mejoría económica, reflejada en el ejercicio anual de 2015. Igualmente, Fajardo, hizo hincapié, en el Parlamento sobre «los 500 cargos directivos por designación directa, en TRAGSA, presuntamente vinculados al PP, cobrando más que el propio Presidente del Gobierno».

Conclusiones

Con el fuego no se juega, ni con la vida tampoco. Las imágenes del devastador incendio forestal, en la isla de la Palma, han dado la vuelta al mundo. Seguramente, en las conciencias de muchos ciudadanos, pese el lema de «que no se vuelva a repetir», mientras continúan con el corazón encogido por este siniestro, y se siguen sucediendo incendios forestales en España. 

La importancia de las denuncias laborales de los bomberos forestales BRIFOR, es crucial para concienciar a las instituciones. Difícil papeleta para la Ministra de Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, que ahora tiene conatos políticos serios, en varias Comunidades Autónomas con este conflicto. Igual de difícil, para el Presidente de Canarias, Fernando Clavijo, que negocia la Ley del Suelo en el Archipiélago canario, con el PSOE, y las posibles indemizaciones del Estado para La Palma, tras el incendio, con el Gobierno en Funciones de Mariano Rajoy. !Agüita!

@MariaMonteroTFE

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído