La Gran Toma de Caracas: El tirano Maduro se pone histérico arengando a los chavistas

La Toma de Caracas, este jueves 1 de setiembre de 2016, ha reunido un millón de venezolanos en las calles de la capital. La exigencia de reclamar la convocatoria del referéndum revocatorio contra Nicolás Maduro, ha sido contestada por el sátrapa.

La gigantesca movilización popular catalizó el rechazo a la alta inflación y la crónica carestía de alimentos básicos que lastra al régimen bolivariano.

Si el 6 de diciembre, en las elecciones parlamentarias, los venezolanos respaldaron masivamente a la oposición en las urnas y le entregaron el control de la Asamblea Nacional, la afluencia a la manifestación confirmó esa mayoría y el desmoronamiento de lo que alguna vez fue el titán invencible de la autodenominada revolución bolivariana. El empeño institucional de impedir que prospere en el corto plazo una consulta sobre la continuidad de Maduro parece haberle dado fuerza a los manifestantes para superar los obstáculos colocados a la vera del camino y el miedo que intentaron infundir los voceros más conspicuos del bolivarianismo.

El régimen bloqueó de diversas formas la asistencia a la concentración colocando improvisados retenes militares en la entrada a Caracas, atravesando obstáculos en las vías expresas de la capital venezolana e interrumpiendo el servicio de metro. Pero fue en todo caso una victoria parcial a juzgar por las imágenes tomadas por las agencias de noticias y las fotos transmitidas a través de las redes sociales. La televisión privada, fuertemente amenazada por el Gobierno con la retirada de la concesión para operar, empezó transmitiendo su programación matutina habitual —programas de variedades, de autoayuda— pero intermitentemente informaba de la movilización.

Algunas personas que se dirigían a la capital lograron salvar los obstáculos en la carretera, pero otras, según denuncias de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), la coalición opositora que organizó la manifestación, fueron atracadas en los autobuses que los trasladaban en medio del atasco. La MUD también denunció saqueos a comercios en Aragua.

Los partidarios del Gobierno se concentraron en la avenida Bolívar de Caracas para apoyar al presidente Maduro. La televisora oficial, Venezolana de Televisión, mantenía tomas cerradas y no se animaba a mostrar las grandes panorámicas que caracterizaban las transmisiones en los tiempos de los mítines del fallecido Hugo Chávez. La profunda crisis económica parece haber hecho mella entre la clientela del chavismo, que no apoyó como en otras ocasiones las manifestaciones callejeras del Ejecutivo.

Ambas marchas culminaron a eso de las dos de la tarde hora local (las ocho de la noche en España).

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leido