A la cárcel 3 meses por ‘gritar mucho’ en la cama

Amanda Warfel es una joven de 25 años de Pennsylvania, Estados Unidos. Está pasando 3 meses en la cárcel por los numeritos que montaba mientras tenía relaciones. Gritos y golpes en la pared era la tónica diaria en su casa.

“La habitación de mis hijas estaba pared con pared con la de ella. El armario y la cama temblaban de los golpes. Y los gritos eran inaguantables. Tuve que ponerles tapones en los oídos para que pudieran descansar”.

Así lo cuenta Tanya Saylor, la vecina afectada, que no tuvo más remedio que denunciarla. Su actuación fue corroborada por varios afectados y condenada a 90 días de cárcel.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leido