Javier Ollo (Geroa Bai) sufre una miopía temporal y sectaria

El alcalde de Alsasua se baja los pantalones ante la paliza a dos guardias civiles

Pone en duda que 50 personas agrediesen a dos números de la Benemérita

El alcalde de Alsasua se baja los pantalones ante la paliza a dos guardias civiles
Javier Ollo, alcalde de Alsasua. GB

Javier Ollo, alcalde de la muy preciosa localidad navarra de Alsasua, haría un papel de lujo como extra en ‘La ley del silencio’.

Este primer edil de Geroa Bai sabe cómo funcionan determinadas cuestiones en su pueblo y, máxime cuando depende claramente de que fuerzas como los proetarras de Bildu te pongan en la calle en cuanto eleven una ceja.

Por eso, no es de extrañar que el regidor de Alsasua excavase lo que marca su apellido, pero añadiéndole una hache y supliendo la elle por la y griega, y no quisiera enterarse de lo sucedido en un céntrico bar de su municipio.

Sí, Javier Ollo optó por hacerse el desinformado ante la bestial paliza recibida por dos guardias civiles a manos de 50 facinerosos abertzales a los que no les gustó un pelo que estos agentes pululen por su territorio.

Los vecinos de la localidad, también otros perfectos actores de relleno en esa película, aseguran que estaban durmiendo a pierna suelta, como su alcalde. Las mismas piernas con la que esos zarrapastrosos patearon sin piedad a esos guardias civilees que estaban junto a sus novias en el bar Kotxa.

Para que el alcalde tome cuenta de lo sucedido, la paliza que él niega que fuese tan tumultuaria, tuvo lugar en la madrugada del 13 al 14 de octubre de 2016 sobre las cinco de la madrugada . El teniente y el sargento del cuartel de la Guardia Civil de Alsasua estaban disfrutando de una noche de ocio con sus parejas. A pesar de vestir de paisano, algunos de los jóvenes del entorno abertzale les reconocieron.

Después de increparles en el local, en torno a 50 radicales han asaltado a los agentes en el exterior del bar y les han golpeado brutalmente. Como consecuencia de la agresión, el teniente ha resultado herido grave con lesiones en la boca y en una pierna, mientras que el sargento sufre varias contusiones. También sus parejas han sido golpeadas por los extremistas de la izquierda independentista y sufren policontusiones de carácter leve. Los cuatro heridos tuvieron que ser trasladados al Complejo Hospitalario de Navarra.

El teniente atacado ha tenido que ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Navarra por una fractura en el tobillo después de que los facultativos médicos analizaran el alcance de sus lesiones.

Por supuesto, y pese a que el alcalde insiste en negar los hechos, al menos con las dimensiones de lo explicado por parte de los denunciantes, hubo varios detenidos por parte de la Policía Foral, aunque será la Delegación del Gobierno en Navarra quien investigue todo lo sucedido.

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído