¿Sabes por qué cuando tienes fiebre sientes frío?

¿Quién no ha tenido fiebre alguna vez en su vida? Ya sea por una gripe, por una infección, una inflamación, una enfermedad, o por diversas circunstancias, es muy probable que la temperatura del cuerpo se haya elevado por encima de lo normal.

El proceso suele ser rutinario. Temblores, escalofríos, dolor en el cuerpo, ojos vidriosos. Y también frío. Pero, ¿por qué tiritamos cuando la temperatura del cuerpo aumenta? La respuesta puede resumirse en tres palabras: «una confusión cerebral».

«Nosotros tenemos un termostato en el cerebro, igual que el termostato de una estufa, que marca cuando la temperatura tiene que subir o bajar. Y durante la fiebre este termostato cerebral que está en el hipotálamo, sube», explica el Doctor en Biología Diego Golombeck, según recoge Diario Popular hoy 25 de enero de 2017.

Entonces, todo se sintetiza en un estado de incertidumbre en el cerebro. El hipotálamo dice que necesita aumentar la temperatura producto de la fiebre, sin importar la temperatura externa, y comienza a realizar distintas acciones para llegar a ello.

Entre esos recursos se encuentra temblar que es, básicamente, una producción de calor, una contracción muscular. «Hacés que la sangre no se vaya hacia los brazos y las piernas, cosa de no perder calor. Se te paran los pelos como una forma de mantener un colchón de aire caliente y todo eso te hace sentir frío y esto produce una respuesta comportamental que ayuda a que aumentes más tu temperatura, como por ejemplo, que te pongas debajo de una frazada», explicó.

En cambio, en algún momento la temperatura de ese termostato vuelve a lo normal porque la fiebre ya pasó y ahí el cuerpo empieza a sonrojarse y a transpirar, señal de que ya no necesita recurrir a los demás mecanismos para aunar calor.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leido