La guerra entre susanistas y pedristas ya se ha cobrado su primera víctima: la reforma de la estiba

Susana Díaz mima a los estibadores y acepta sus privilegios para posicionarse en las primarias del PSOE

Con un ojo puesto en la secretaria general de los socialistas, la presidenta andaluza se ha negado a apoyar el decreto que liberaliza el sector

Susana Díaz mima a los estibadores y acepta sus privilegios para posicionarse en las primarias del PSOE
Susana Díaz con representantes sindicales de la estiba en el puerto de Algeciras. EP

Maersk se reúne con la presidenta andaluza tras apoyar al sindicato / Los sindicatos de la estiba suspenden los dos primeros días de huelga

La guerra abierta entre susanistas y pedristas por el control del PSOE ya se ha cobrado su primera víctima colateral: la reforma de la estiba.

Con un ojo puesto en las primarias, a las que todavía no se ha presentado oficialmente, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, se ha negado públicamente este 3 de marzo de 2017 a apoyar el Real Decreto que liberaliza el sector de la carga y descarga en los puertos.

Y es que las simpatías que despierta Pedro Sánchez entre los militantes con su «no, es no» al PP está obligando a la rama oficialista del partido a alejarse de las posturas del Gobierno de Mariano Rajoy y dar un paso más a la izquierda. En paralelo, el Ejecutivo negocia un plan de bajas incentivadas para los estibadores.

Así, mientras la candidatura de Patxi López se desinfla y pierde adeptos, una encuesta publicada por El Periódico de Catalunya a finales de febrero recoge que casi el 50% de los votantes del PSOE prefiere que Sánchez gane las primarias frente al 16% que elige a Susana Díaz. El 26% se queda con López.

Ante este panorama y como explica África Semprún en ‘El Economista’, la favorita del aparato para luchar por la secretaría general se ha alineado con los sindicatos, liderados por Coordinadora, y ha instado a que se haga una reforma «consensuada» entre trabajadores y patronal.

 La complicidad entre los estibadores y la líder socialista ha dado alas a los sindicatos para insistir en la modificación de la reforma y dejar para el futuro las negociaciones con las empresas.

En este punto, el respaldo del partido socialista ha llevado a los representantes de los trabajadores a suspender los dos primeros días de huelga (el 6 y el 8 de marzo).

Los sindicatos hacen así un guiño a los socialistas, que esta semana pidieron que se cancelaran los paros para facilitar la negociación. «La negativa del PSOE, además del resto de grupos políticos, a convalidar en el Congreso el decreto ley abre la posibilidad de una nueva mesa de negociación real para la consecución de una reforma del modelo de estiba de manera consensuada», asegura la Coordinadora en un comunicado.

«Los sindicatos acuerdan suspender las convocatorias de huelga con la intención de que un clima de normalización laboral anime a Fomento a salir de su cerrada posición e invite a la negociación real sobre la modificación del decreto ley presentado por el Gobierno para su convalidación», dicen. Así también Ciudadanos, Podemos, Coalición Canarias, ERC y EAJ-PNV, entre otros, se han sumado a la corriente del Partido Socialista y se han posicionado en contra de dar luz verde al Real Decreto de la estiba que el Gobierno de Rajoy aprobó la semana pasada en Consejo de Ministros.

«Los estibadores han confiado en el apoyo del PSOE y otros partidos para bloquear la reforma en las Cortes. Luchan para que no vea la luz y mantener sus privilegios. No están en negociar subrogaciones, sino en seguir controlando el trabajo y el acceso al mismo», explican fuentes gubernamentales cercanas a las negociaciones.

La postura de la oposición, de no aprobar el decreto sin el beneplácito de Coordinadora, amenaza con enquistar la liberalización del sector de la carga y descarga impuesta por Bruselas, lo que implica que España puede ser sancionada con una multa de 134.000 euros diarios por incumplimiento de sentencia, tal y como ha recordado en mas de una ocasión el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Acabar con los conflictos

Los problemas para que el Real Decreto vea la luz en el próximo mes han puesto en alerta a las empresas portuarias, que quieren acabar con el monopolio de la estiba y los conflictos cuanto antes. Así, las dos mayores navieras del mundo, MSC y Maerks, ya han empezado a tomar posiciones para impulsar la reforma de la estiba y cortar de raíz la conflictividad.

A pesar de que los paros no han empezado oficialmente, los estibadores están llevando a cabo huelgas encubiertas, que están lastrando sobre todo a los puertos de Algeciras y Valencia, donde ya se están desviando barcos y la productividad ha caído un 30%. «Estamos peor que antes, ya que el sector está sufriendo pérdidas por las huelgas encubiertas. Las grandes empresas portuarias están pidiendo ayuda al Gobierno para que resuelva el conflicto cuanto antes», aseguran fuentes cercanas a las grandes firmas portuarias.

En concreto, Maerks se ha reunido con Susana Díaz para presentarle el plan de subrogación que tiene para el puerto de Algeciras. La condición para llevarlo a cabo es que no haya huelgas y que se ponga fin a la conflictividad. En un comunicado, Maerks, que es la dueña de APM, ha advertido que si se prolonga la actual situación se verá obligada a recortar más tráficos e inversiones en favor de otros puertos cercanos. La firma también tiene terminales en Tánger y Málaga, donde está desviando barcos.

«La apuesta de Maersk es garantizar empleo al sector y también sus condiciones salariales. Sin embargo, la actual situación de conflicto está obligando a Maersk Line a tomar decisiones como el desvío de varios barcos», asegura.

Por su aparte, MSC ha condicionado su futuro en España a que se solucione la situación, en una carta que ha enviado al Ministerio de Fomento. «Para mantener la inversión y las operaciones en los puertos españoles se debe mejorar el trabajo de los estibadores y asegurarse la productividad y la eficiencia durante el periodo de la reforma», recoge la carta. «Movemos cinco millones de contenedores al año en 17 puertos y las condiciones de los estibadores son muy limitadoras. Suponen unos elevados costes en las labores portuarias y tienen una productividad muy baja», apuntan.

La UE urge a España

La Comisión Europea insta a España a aprobar cuanto antes en el Congreso la reforma del sector de la estiba para evitar una sanción por incumplimiento de la normativa europea. A través de una misiva firmada por la comisaria de Transportes de la UE, Violeta Bulc, remitida al ministro español de Fomento, Íñigo de la Serna, el Ejecutivo comunitario llama al Gobierno a avanzar en el diálogo social con el fin de «garantizar que la reforma se implemente con el menor impacto posible».

La comisaria asegura que el texto del Real Decreto Ley «cumple íntegramente» con lo establecido en la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE, que instó a España a liberalizar el sector de la estiba. Bulc recuerda que cuando la reforma se apruebe definitivamente y la Comisión compruebe que mantiene la «esencia» del Real Decreto Ley, se cerrará el procedimiento sancionador abierto contra España.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído