Una jugada maestra vpara desactivar del todo a Pedro Sánchez

Ana Rosa Quintana se queda a cuadros cuando se entera del ‘arma secreta’ de Susana Díaz

Mira que la presentadora de Telecinco ha visto prácticamente de todo en su programa matinal

Ana Rosa Quintana se queda a cuadros cuando se entera del 'arma secreta' de Susana Díaz
Susana Díaz presume de chupa de cuero en el Programa de Ana Rosa: “Esta tiene 10 puntos más contra el PP y 20 contra Podemos" EP

La confesión de la baronesa andaluza, entre bromas y veras, ha sido d elo más inesperado

Se acabo eso de esperar en Sevilla a que sus rivales se cocieran en su propia salsa, para cruzar Despeñaperros en un carro triunfal.

La recogida de avales y la escasa ventaja que Susana Díaz sacó a Pedro Sánchez -poco más de 6.000- han alterado el juego.

Y a partid de ahora, en las dos semanas que estan hasta la votación, la ‘Sultana’ no va a parar de salir en televisión, recorrer pueblos y mimar agrupaciones. En todos los rincones de España.

Para empezar, la aspirante a la Secretaría General del PSOE y presidenta de la Junta, se dejó caer este lunes 8 de mayo de 2017 por el plató de El Programa de Ana Rosa de Telecinco para pedir respeto para todos los militantes socialistas «al margen de la posición que tengan».

«Estoy en contra de que se use el odio y el rencor en todas las sociedades, y menos que se haga dentro del PSOE».

Aseguró que si gana las primarias quiere contar «con los mejores sin mirar a quién han avalado».

Y que se prepare Pedro Sánchez porque cuenta con un arma secreta que ha dejado con la boca abierta a la mismísima Ana Rosa Quintana, que a estas alturas de su vida profesional y televisiva ha visto prácticamente de todo.

Como no podía ser de otra forma, Díaz comparó su candidatura con las de Sánchez y Patxi López y, preguntada por si ha copiado el look del primero, que viste ahora cazadora de cuero para pedir el voto de los militantes, la baronesa andaluza presumió , con sonrisa socarrona de prenda fetiche con la que pretende meter miedo a su principal rival interno:

«Esta chupa tiene 10 puntos más contra el PP y 20 contra Podemos. Es la que llevaba cuando gané en Andalucía».

Díaz manifestó que si consigue la confianza mayoritaria de los militantes socialistas el día 21, será la secretaria general de «todos», de los que la voten y de los que no, todo para «poner rumbo a la victoria frente a Mariano Rajoy y a la derecha».

No le pedirá el voto a Pedro Sánchez para ir contra Patxi López ni al revés, sino que, si gana las primarias, reclamará a ambos que le ayuden a «hacer más grande el PSOE».

Por eso, quiere rodearse de los mejores y no mirará si la han apoyado o no:

«No pretendo ser la mejor sino estar rodeada de los mejores, que es el mejor síntoma para ganar».

Tras incidir en que el PSOE está en esta situación porque obtuvo «los peores resultados electorales» de su historia a manos «de la derecha más débil«, Díaz garantizó que trabajará para que el partido sea «alternativa de gobierno, gane a la derecha y, desde el gobierno, pueda mejorar la vida de los ciudadanos» porque no se va a resignar a que el PSOE se conforme con 90-85 escaños «y lo considere un triunfo».

En contra de los liderazgos «cesaristas»

En cuanto al modelo de partido que defiende, Susana Díaz sostuvo que el PSOE debe profundizar en la participación de la militancia, regulando en los Estatutos del partido las consultas directas, haciéndolo compatible con el control de los órganos del partido para «evitar que nadie ejerza liderazgos cesaristas».

La andaluza quiere un PSOE en el que la militancia tenga más presencia y en el que los dirigentes «tengan también mayor control«, cuando rechaza «esconderse detrás de la militancia y de las consultas para no rendir cuentas».

Una de las posturas que diferencian su proyecto político y el de Pedro Sánchez es el modelo territorial ya que, como explicó, mientras el madrileño aboga por modificar el artículo 2 de la Constitución, ella rechaza dar este paso y se acoge a la Declaración de Granada que aprobaron los socialistas.

Asimismo dijo que cuando visita Cataluña se siente «muy querida» y que si bien podría haber defendido la modificación del artículo 2 de la Constitución para «arañar votos», ella prefiere ser «sincera, clara y leal»:

  «El único patrimonio que tengo es mi palabra».

Se mostró convencida de que en Cataluña obtendrá «más votos que avales».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído