La Guardia Civil intuyó "algo muy raro" en la explosión de la casa de Alcanar pero Joaquim Forn ordenó prohibir el paso a los agentes de la Benemérita

Un atentado evitable: 13 de los 30 fallos que oculta la Generalitat de Cataluña

El consejero 'catalán 100%' que discrimina víctimas españolas y catalanas y es 50% ecuatoriano, tardó doce horas en sospechar que las 120 bombonas de Alcanar no eran para 'calentarse'

Un atentado evitable: 13 de los 30 fallos que oculta la Generalitat de Cataluña
El conseller de Interior de Cataluña, Joaquim Forn y el director de los Mossos, Pere Soler. CT

La policía autonómica aseguró en un primer momento que se barajaba la posibilidad de que en Alcanar, la guarida de los terroristas islámicos, sólo hubiera un laboratorio ilegal de drogas

La conclusión es tremenda: «Si se hubiera investigado bien esa primera explosión en la casa de Alcanar se debería haber llegado inmediatamente a la conclusión de estaban preparando un ataque islámico y de que eera inminente».

Eso afirma la AUGC, la asociación que defiende los derechos de la mayor parte de los guardias civiles.

«Eso lo sabían los terroristas y por eso se precipitaron los ataques».

Este 22 de agosto de 2017 el sindicato mayoritario de la Policía Nacional se ha sumado a esa denuncia con un comunicado conjunto cuyo titular reza: «AUGC Y SUP denuncian el aislamiento de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la gestión del atentado de Barcelona».

Consideran que se ha puesto en riesgo la seguridad pública por una cuestión política (Arturo Pérez-Reverte: «Es la guerra santa, idiotas»).

Aseguran que se «impidió» el acceso a la casa de Alcanar a los Tedax de la Guardia Civil tras la primera explosión (El consejero ‘catalán 100%’ que discrimina víctimas españolas y catalanas es 50% ecuatoriano ).

Y señalan que los Mossos desconocían algo que sí conocía la Policía:

«Que el imán de Ripoll fuese discípulo de unos de los principales detenidos en la operación de la Policía Nacional contra el terrorismo yihadista Chacal I en el año 2007».

Tras enterarse expertos de la Guardia Civil de forma extraoficial, que en los restos del edificio de Alcanar habia un numéro descomunal de bombonas de gas butano y propano, y que sus ocupantes eran musulmanes, hubo una solicitud para que se permitiera el acceso a la zona de los TEDAX. Querían analizar los restos de la deflagración.

La respuesta de las autoridades independentistas de Cataluña fue una tajante negativa.  Se opuso personalmente Joaquim Forn, el consejero ‘catalán 100%‘ que discrimina víctimas españolas y catalanas y es 50% ecuatoriano, quien tardó doce horas en sospechar que las 120 bombonas de Alcanar no eran para ‘calentarse‘ ( Alfonso Rojo: «El Día del Gilipollas»).

Los agentes de la Guardia Civil explican que la respuesta que les hicieron llegar los Mossos fue abradacabrante: «Se nos comunicó que no había autorización por parte de ‘los de arriba’, sin entrar en más detalles».

De esa negativa fueron informados, posteriormente, los servicios de información de la Policía Nacional, que tampoco daban crédito a la postura de los Mossos: «Desde el primer momento y desde fuera se veía claro que no se trataba de un accidente doméstico, sino de algo mucho más grave».

La indignación de la Guardia Civil y la Policía Nacional fue a más después de conocer los detalles de la investigación de los Mossos y las hipótesis que se manejaron en las horas previas al atentado de Las Ramblas (Pérez-Reverte, la piel del terrorista y los gilipollas de lo políticamente correcto).

La policía autonómica aseguró en un primer momento que se barajaba la posibilidad de que allí hubiera un laboratorio ilegal de drogas, aunque esa hipótesis se vino abajo en cuanto se descubrió que las bombonas habían sido manipuladas. Más aún cuando esa misma tarde se produjo una segunda explosión por los trabajos de una retroexcabadora sobre los escombros.

Pese a ello, los guardias civiles y los policías nacionales aún tuvieron que escuchar cómo el alcalde de Alcanar, Alfons Monstserrat declaraba ante los medios, después de haber hablado con los Mossos, que la explosión parecía deberse a una «posible cámara de gas».

Esta tesis fue descartada bastantes horas después por el comisario mayor de los Mossos. Cuando ya el terrorista islámico Younes Abouyaaqoub tenía las llaves de la furgoneta con la que asesinó a 13 personas en La Rambla y los 5 facinerosos de Cambrils ultimaban los detalles para montar otra carniceria, fue cuando Josep Llus Trapero desveló que los ocupantes marroquíes de la vivienda estaban preparando explosivos para atentar («¿Qué hace Ada Colau mientras nos ataca el yihadismo? Gastarse 100.000 euros en contra de la islamofobia»).

Dolça Catalunya, entidad cívica catalana ha enumerado los errores, hasta 13, que han cometido las autoridadewss independentistas y sin los cuales el dolor y el número de muertos quizá habría sido mucho menor:. 

  • 1.- El miércoles 16 de Agosto se produce una explosión enorme en un chalet de Alcanar que se escuchó a varios kilómetros a la redonda. Los Mossos declararon esa explosión como “accidentental” por “acumulación de gas”. La Guardia Civil de San Carlos de la Rápita acudió inmediatamente, pero los Mossos no les dejaron ni entrar.
  • 2.- En la casa de Alcanar aparecieron más de cien bombonas de butano y varias de acetileno. Los testimonios del vecindario daban cuenta de que la casa estaba “okupada” por un gran número de árabes. Los Mossos no consideraron otra hipótesis que la del accidente y no comunicaron ni a la Guardia Civil ni a la Policia Nacional este incidente ni les dejaron investigar.
  • 3.- Uno de los ocupantes de la casa resultó herido y fue trasladado al hospital. Nadie le interrogó ni mucho menos le detuvo en ese momento.
  • 4.- Ya después del atentado de Barcelona descubrieron en la casa restos de triperóxido de triacetona (TATP), el explosivo usado por las células yihadistas y cuya fórmula de fabricación difunden en sus páginas web. Ese dato hubiera puesto inmediatamente a los ocupantes de la casa en relación con un atentado.
  • 5.- Y hubiera evitado también el imprudente desescombro de la casa de Alcanar, durante el cual se produjo otra explosión que causó 9 heridos entre bomberos y Mossos.
  • 6.- La tarde del 17, una furgoneta irrumpe en Las Ramblas a gran velocidad. Ello es posible porque no existían barreras en la zona peatonal pese a que la Policia Nacional recomendó instalarlas antes de Navidad. Los Mossos y la alcaldesa de Barcelona se negaron a la instalación de bolardos, maceteros u otros obstáculos.
  • 7.- El conductor del vehículo recorre 530 metros de la avenida más turística de Barcelona. Cuando sale del vehículo ningún Mosso le intercepta y puede llegar a la zona universitaria, donde al parecer secuestró un choche y asesinó a su ocupante.
  • 8.- En la “operación jaula” una agente de los Mossos resulta arrollada por un coche. El compañero abre fuego contra el vehículo, que sorprendentemente escapa y aparece abandonado en la localidad de Sant Just. Se informa de que el conductor ha sido abatido por los disparos del agente y ha muerto por impacto de bala. Luego se descubre que el difunto estaba sentado en el asiento del copiloto y que murió por apuñalamiento de arma blanca. El vehículo no tenía ni un solo impacto de los diez tiros disparados. Pasadas diez horas se dan cuenta de que el difunto no tenía nada que ver con el atentado y que el conductor está huido.
  • 9.- El portavoz de los Mossos informa que descartan más atentados, y que todos los esfuerzos van dirigidos a localizar a los sospechosos del atentado de Las Ramblas.
  • 10.- En Cambrils un coche con cinco marroquíes pretende repetir el atentado de Las Ramblas, posiblemente en el paseo marítimo de Salou, lleno de gente a esas horas de la noche, y presumiblemente por el método del acuchillamiento indiscriminado como en Londres. El Audi A3 recibe el alto de una pareja de los Mossos, pero no se detiene y vuelca en la rotonda inmediata al control. Cuatro de los ocupantes salen del vehículo y atacan al Mosso que les controlaba.
  • 11.- El quinto terrorista sale corriendo y es interceptado por una pareja de Mossos que se desplazaban en un coche camuflado. A este le da tiempo a degollar a una señoraque pasaba por allí y es disparado por los Mossos que, a 5 metros, consiguen alcanzarle con 3 de los 11 tiros que dispararon.
  • 12.- Se descubre que todo empezó en una mezquita de Ripoll, en la que actuaba como imán un marroquí ex presidiario de la cárcel de Tarragona, Abdelbaqui Es Satti, del que se sabía que había tenido relación con los terroristas del 11-M. El imán y otros terroristas habían viajado a Bélgica, Francia y Suiza, pero no estaba controlado por los Mossos. Ripoll es un pueblo de 10.000 habitantes en el que, por lo visto, las autoridades de Interior de Cataluña no sabían qué clase de tipo andaba dirigiendo una mezquita.
  • 13.- Desde el momento del atentado se venía buscando a un niño australiano de 7 años, cuya desaparición había denunciado su familia tras el atentado. 2 días más tarde los Mossos informan que está en un hospital y que no hay ninguna víctima no localizada. Medio día más tarde los Mossos informan de que el niño en realidad está muerto y que falleció en el atentado.

Todo el afán de las autoridades nacionalistas, incluidos los mandos de los Mossos, ha sido excluir a la Guardia Civil y a la Policía Nacional de la investigación del atentado; tratar de presentarse ante el mundo como un estat independent, y fingir una eficacia muy lejos de la realmente demostrada.

La Generalitat ha querido hacer política con 15 muertos i més de 100 ferits. Y con nuestra seguridad no se juega, sr. Puigdemont.

¿En manos de quién está nuestra seguridad, señores Puigdemont, Forn, Soler y Trapero?

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído