Dice el alcalde independetista que hay que superar el trauma

El Ayuntamiento de Ripoll subvencionará con fondos públicos a las familias de los terroristas islámicos

Jordi Munell arremete ahora contra el CNI y el Estado español por no comunicar los antecedentes del imán y olvida que la Generalitat fue alertada por Bélgica y no hizo nada

El Ayuntamiento de Ripoll subvencionará con fondos públicos a las familias de los terroristas islámicos
Mujeres musulmanas con carteles en catalán. CT

¿Alguien puede explicarnos de qué se ríe Ada Colau, después de no haber puesto los bolardos que habrían evitado decenas de víctimas?

De los 15 inocentes asesinados por los terroristas islámicos se olvidarán muy pronto, como han hecho con las víctimas de ETA y tantas otras, pero a los parientes de los asesinos, que ni alertaron del peligro ni movieron un dedo cuando los suyos empezaron a dar signos evidentes del diabólico camino que habían emprendido, las van a untar con fondos públicos (Acribillados cinco terroristas en Cambrils, otro detenido en Ripoll y se busca al del furgón).

Las familias de los terroristas que protagonizaron hace una semana los atentados de La Rambla y Cambrils, o perecieron la víspera cuando preparaban bombas en una casa de Alcanar, recibirán apoyo social y psicológico a cargo del erario municipal, para superar el trauma que les haya podido ocasionar los ataques yihadistas sufridos recientemente por Cataluña (La respuesta de los Mossos a la jueza cuando les advirtió sobre la bombonas: «Señoría, no exagere»).

«Para las familias y el entorno de los terroristas los atentados de Barcelona y Cambrils ha provocado un shock. Hay que ayudarles a superar el trauma».

Jordi Munell, el alcalde de Ripolls, la localidad de Gerona donde residía la casi totalidad de la célula yihadista  , reconoce que ya han puesto en marcha los mecanismos políticos y técnicos para que los familiares y amigos de los terroristas reciben asistencia social y psicológica.

Se trata, explica, de ayudarles a superar los traumas que hayan podido surgir tras el ataque.

Munell, alcalde de un municipio donde ganó CiU las elecciones con 11 concejales, ERC sacó cuatro y la CUP 1, dice quiere evitar que se rompa la unidad de la ciudad:

«Pretendemos que ninguna comunidad sufra desprecio y Ripoll sea un ejemplo de cohesión social. No vamos a mirar con odio a nuestro vecino».

«Hay que buscar herramientas y estrategias para que la ciudad supere el shock».

Eso si, el alcalde de Ripoll critica con ferocidad que el Estado español y a los servicios de inteligencia por -según su versión- no comunicar a los Mossos d’Esquadra los antecedentes del imán: «Es gravísimo, gravísimo».

Olvida Munell, quizá por lo atareado que anda estos días llevando ayudas a los musulmanes, que la Policía belga advirtió a los Mossos de la peligrosidad del iman de Ripoll y estos no hicieron nada.

La policía local del pequeño municipio flamenco de Vilvoorde (Bélgica) contactó en marzo de 2016 con los Mossos d’Esquadra para conocer si la policía de la Generalitat tenía en sus archivos datos sobre Albdelbaki es Satty, el imam asesino que ejerció en Ripoll (Gerona) y allí, durante muchos meses y ante las narices del alcalde y todas las fuerzas vivas locales, se dedicó a montar la célula yihadista autora de los atentados de Barcelona y Cambrils (Tarragona) (El imán de Ripoll organizó en la mezquita la célula de terroristas islámicos).

En concreto, la comunicación a los Mossos d’Esquadra la realizaron agentes de la policía de esa localidad situada a 12 kilómetros de Bruselas en la que Abdelbaki es Satty residió durante tres meses, a principios de 2016, y donde trató de conseguir trabajo en uno de los oratorios locales.

La policía municipal belga consideró sospechosas sus actividades y envió su consulta de información a la policía de la Generalitat por escrito. La respuesta fue remitida  hacia Vilvoorde el 8 de marzo de 2016.

En su contestación, los agentes de la policía autonómica explicaron que no tenían datos o indicios sobre la radicalización del imam. Notificaron que su apellido aparecía vinculado con la operación Chacal, pero que no se trataba del mismo individuo. La respuesta fue elaborada por el Área Central de Análisis de los responsables antiterroristas de los Mossos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído