Jordi Pesarrodona, concejal de Esquerra Republicana en la localidad de Sant Joan de Vilatorrada

Al concejal de ERC con nariz de payaso que se burla de la Guardia Civil se le quitan las ganas de reírse

El tipo está acusado por oposición de cobrar las bodas que oficiaba como edil

Al concejal de ERC con nariz de payaso que se burla de la Guardia Civil se le quitan las ganas de reírse
Jordi Pesarrodona, concejal de ERC, haciendo el payaso al lado de un guardia civil. CT

El gracioso que posó de esta guisa junto a un guardia civil a la puerta de la Consejería de Economía este 20 de septiembre de 2017 y cuya foto ha viralizado el independentismo, tiene un chanchullo en su expediente municipal que le persigue desde hace meses.

Cuenta Miguel Blasco en ‘EsDiario’ que el tipo hombre con una nariz de payaso posaba junto a uno de los agentes de la Guardia Civil que custodiaba el edificio, mientras sus compañeros procedían a efectuar varios registros.

Pero el cómico en cuestión no era un espontáneo de los muchos simpatizantes del independentismo que se movilizaron.

Se trata de Jordi Pesarrodona, concejal de Esquerra Republicana en la localidad de Sant Joan de Vilatorrada, un municipio barcelonés situado a tres kilómetros de Manresa.

En concreto, Pesarrodona ostenta la Concejalía de Juventud y Educacion Libre, Infancia, e Igualdad, Cooperación y Ciudadanía. Es, además, el cuarto teniente de alcalde del Consistorio. Y según el mismo, también es actor.

Pesarrodona, que colabora también de forma habitual con el diario Naciodigital, se presenta como «comediante de carrera» y presume de haberse formado «con grandes maestros de las artes como Michel Dalerre». Fundador de la compañía de teatro Gog i Magog, se autoproclama especializado en «grandes eventos de la cultura tradicional».

No destaca por ser un concejal brillante sino uno acusado de usar su cargo para ganarse unos ingresos extra. El pasado mes de noviembre, el edil de Esquerra saltó a las primeras páginas de los diarios comarcales porque los tres partidos que integran la oposición -Compromís por Sant Joan, PSC y PP- acusaron a Pesarrodona le acusaron de oficiar bodas en restaurantes de la zona previo pago, como sobresueldo.

Dieron la voz de alarma los socialistas cuando se percataron de que de la docena de parejas que Pesarrodona había casado en 2016, ninguna era vecina del municipio sino de otros cercanos. Y que en varios casos el concejal se había desplazado a restaurantes para oficiar los enlaces. Supuestamente, a 150 euros el casamiento.

Pesarradona puso como excusa que estaba en esos restaurantes como «actor y animador»:

«Que yo recuerde, no he coincidido como oficiante del enlace y luego como animador de la fiesta posterior obteniendo una remuneración por ello».

El equipo de gobierno al que pertenece cerró filas con él y el caradura ahí sigue.

Audios de la Guardia Civil en Barcelona: “Hay un pelotón atrapado, barajamos entrar con helicóptero”

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído