El el jefe de la policía autonómica critica la tutela del Ministerio del Interior

Trapero se la envaina y dice a los Mossos que acatarán la ley

Para salvar el tipo, en una nota interna de ocho puntos remarca que los Mossos “seguirán manteniendo las competencias que les son propias”

Trapero se la envaina y dice a los Mossos que acatarán la ley
El consejero de Interior, Joaquim Forn, y el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero. CT

Se la han envainado. No les ha durado la chulería ni un par de horas (El Govern independentista catalán asegura que los Mossos no obedecerán al Gobierno de España).

«El cuerpo de los Mossos d’Esquadra ha mostrado a lo largo de su historia un respeto escrupuloso a las órdenes procedentes de jueces, fiscales y tribunales. Un respeto, que evidentemente, seguiremos manteniendo».

Así se expresa el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, en el punto tercero del comunicado de ocho puntos que acaba de remitir a todas las unidades operativas y de seguridad ciudadana de la policía autonómica catalana (Manifestantes independentistas destrozan vehículos de la Guardia Civil y roban armas ante la mirada impotente de los Mossos).

Como consecuncia de la reunión que la mañana de este 23 de septiembre de 2017 ha mantenido con el Fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, Trapero se refiere en la nota informativa a las instrucciones recibidas en la circular 4/2007 de la fiscalía por la que «se establece un gabinete de coordinación para impedir el referéndum del día 1 de octubre».

Acatamiento sin matices

El primer punto de la nota asegura:

«La constitución de este gabinete de coordinacion en ningún caso supone la intervención del cuerpo».

Más adelante, el responsable de la policía autonómica reitera el acatamiento sin matices a la ley, y añade:

«seguiremos dando cumplimiento estricto a sus órdenes (en relación a las directrices marcadas por la fiscalía) pero el cuerpo de Mossos d’Esquadra no comparte que una parte de su actividad sea tutelada por el Ministerio del Interior».

«De la misma forma que respetamos el actual marco jurídico hemos propuesto a la Fiscalía que la mencionada coordinación sea ejercida por los órganos ya existentes y contemplados en la Junta de Seguridad de Cataluña».

Es otras palabras: tras un amago de rebelión inicial empujado por el consejero de Interior, Joaquim Forn, el mayor Trapero no rechaza la coordinación con todos los cuerpos policiales en la investigación del 1-O, sino que propone al fiscal, que en vez de ser coordinadas desde el Ministerio del Interior, en concreto por el número tres del departamento y coronel de la Guardia Civil, esa coordinación se lleve a la Junta de Seguridad de Cataluña en la que participa el Gobierno autonómico (Este es el cabo de los Mossos que chuleaba con una estelada separatista junto al coche de la Guardia Civil).

A la hora de la verdad y lo veremos con toda nitidez este mismo lunes 25 de septiembre, cuando tenga que reunirse con el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, pasará sin rechistar poir el aro.

El coronel, que es jefe del Gabinete de Coordinación y Estudios de la secretaría de Estado del Ministerio de Interior, ha asumido ya sobre el papel las tareas de mando de todos los cuerpos, cumpliendo órdenes de la Fiscalia. (¿Qué les pasará a los Mossos si incumplen la orden de la Fiscalía y no retiran las urnas ilegales?).

La decisión se apoya en el artículo 46 de la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que dice:

«Cuando en una actuación concreta concurran simultáneamente miembros o Unidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y de la Policía de la Comunidad Autónoma, serán los Mandos de los primeros los que asuman la dirección de la operación».

El inepto Joaquim Forn, más solo que la una

El Govern independentista dice que sus servicios jurídicos están estudiando el alcance de la circular 4/2017 de la Fiscalía.

El consejero del Interior catalán, Joaquim Forn, había asegurado a primera hora d ela tarde que los Mossos no aceptan la coordinación del Gobierno.

Forn es el inepto que distinguía entre víctimas españolas y catalanas, durante las horas aciágas de los recientes atentados islamistas de La Rambla y Cambrils.

Para no dejarlo tirado del todo, Trapero cuela en su nota la frase de que «las competencias en materia de orden publico y seguridad ciudadana seguirán siendo del cuerpo de Mossos d’Esquadra», pero salta a la vista que no sigue ya la senda marcada  por el consejero Forn, ni siquiera en el tono.

La pelea de Cake contra los Mossos por permitir ilegalidades independentistas

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído