"No hemos hecho ni una identificación, ni una intervención"

Tremendo rapapolvo de un agente de los Mossos al mayor Trapero: «Siento vergüenza»

Ni los más veteranos se explican cómo el Cuerpo de la policía autonómica catalana ha llegado a tal nivel de sectarismo

Tremendo rapapolvo de un agente de los Mossos al mayor Trapero: "Siento vergüenza"
Puigdemont con Trapero. CT

Pelea a gritos entre mossos en una comisaría porque el jefe insultó a España

La división que el procés ha provocado en la sociedad catalana ha dinamitado también la convivencia en el cuerpo de los Mossos d’Esquadra, en el que cada vez son más los agentes que reconocen su bochorno por la pasividad de sus mandos, aunque el sindicato que reúne a estos mandos del Cuerpo haya renovado en las últimas horas su apoyo al contestado mayor Josep Lluís Trapero.

Especialmente ilustrativa resulta la carta que un veterano policía catalán ha escrito y que publica este lunes el semanario Interviú.

El arranque de la misiva no puede ser más claro sobre la declaración de intenciones de este agente:

«Soy mosso desde hace mas de 15 años. Siempre he sentido orgullo de mi profesión y mis compañeros, pero estos días solo puedo decir que siento vergüenza de lo que estamos haciendo. O mejor dicho, de lo que no estamos haciendo».

El coronel Diego Pérez de los Cobos, preside este lunes su primera reunión como coordinador del operativo policial que impedirá el 1-O.

«Vergüenza -prosigue- de ver cómo todo el peso de las actuaciones lo lleva la Guardia Civil; de cómo no somos capaces ni de proteger sus vehículos mientras hacen registros y se los destrozan en pleno centro de Barcelona; vergüenza de que los mossos no hemos hecho ni una identificación, ni una intervención, ni un acta levantada… mientras hasta policías locales y Guardia Urbana nos pasan la mano por la cara en algo tan sencillo como hacer el trabajo que nos toca hacer, nos guste o no, aunque sea muy impopular: hacer cumplir las leyes y obedecer a jueces y fiscales».

El agente tiene identificados a los responsables de la situación.

«La culpa la tienen los jefes, empezando por el Mayor del cuerpo y los comisarios que, o piensan igual o no se atreven a dar un golpe en la mesa y recordarle que somos ‘POLICÍAS'».

«Esto no va de quedar bien con un político, por muchas paellas y guitarras en casa de Pilar Rahola con el president Puigdemont, para vergüenza de la tropa de mossos».

«Tampoco va de no decepcionar a un público independentista que ha convertido en mito al mayor Trapero por una frase en una rueda de prensa. Esto va de que se están cargando el prestigio de un cuerpo policial», denuncia, antes de concluir reclamando el anonimato. «Permítanme que no firme esta carta. El poco futuro profesional que pueda tener se acabaría al momento, y por decir que la policía ha de hacer su trabajo sería inmediatamente tildado de facha».

Precisamente este 25 de septiembre de 2017, los mandos de Mossos d’Esquadra, Guardia Civil y Cuerpo Nacional de Policía se reunieron de nuevo en Barcelona después de que el coronel Diego Pérez de los Cobos asumiera por mandato del fiscal la coordinación de los tres cuerpos en las actuaciones vinculadas al referéndum del 1 de octubre.

Sin embargo, Trapero se ausentó de la reunión y envío en su lugar a uno de sus colaboradores, el comisario Ferrán López.

López es el responsable de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial, uno de los principales cargos de la policía catalana por debajo del mayor Trapero.

A la llamada de Pérez de los Cobos sí acudieron el resto de mandos que estuvo en el encuentro del sábado, los máximos responsables de los otros cuerpos: Sebastián Trapote (Cuerpo Nacional de Policía), Andrés Gozalo (Guardia Civil) y Evelio Vázquez (Guardia Urbana).

Para este martes está prevista otra reunión de los mandos policiales; esta vez, como el sábado, será en la Fiscalía Superior de Cataluña, que fue la que instó al Ministerio del Interior a coordinar los trabajos.

En esta cita se espera que Trapero entregue un informe de servicios jurídicos de la Generalitat sobre la decisión de Fiscalía de que el Ministerio coordine a los cuerpos y fuerzas de seguridad ante el 1-O.

Y es que el consejero de Interior, Joaquim Forn, ya rechazó la «injerencia» estatal en los Mossos el sábado, tras la reunión en que el fiscal jefe de Cataluña, José María Romero de Tejada, comunicó su decisión a los mandos policiales de Guardia Civil, Policía Nacional, Mossos y Guardia Urbana.

Forn también adelantó que Trapero expresó en esa reunión del sábado «la voluntad del cuerpo de no aceptar la coordinación del representante del Estado español».

Apoyo del sindicato de los mandos a Trapero

A esta cita con el nuevo hombre fuerte del Ministerio del Interior en Cataluña llega Trapero con el apoyo del sindicato de mandos de los Mossos Copcat, que considera «inadecuada» e «injustificada» la decisión de la Fiscalía de que el Ministerio del Interior asuma la coordinación de todas las Fuerzas de Seguridad en Cataluña para impedir el referéndum del 1-O.

En cualquier caso, se va a tener que comer la chulería con patatas, porque si se pone muy tonto, acabará detendio y en el trullo.

La pelea de Cake contra los Mossos por permitir ilegalidades independentistas

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído