El expresidente catalán y otros nueve cargos de la Generalitat desviaron dinero público a la consulta ilegal de 2014

El Tribunal de Cuentas embargará a Artur Mas todos sus bienes si no deposita en 15 días los 5,5 millones del 9-N

Es una fianza solidaria, por lo que, si alguno de los encartados no tiene dinero ni propiedades, los otros han de responder con las suyas por él

El Tribunal de Cuentas embargará a Artur Mas todos sus bienes si no deposita en 15 días los 5,5 millones del 9-N
Artur Mas (PDCAT) y Francesc Homs. CT

La instructora ha descubierto otras partidas económicas también destinadas al 9-N que no figuran en la liquidación provisional y que serán investigadas a lo largo del proceso

El Tribunal de Cuentas da un plazo de 15 días al expresidente Artur Mas para que deposite casi 5,5 millones de fianza (de carácter solidaria) por el dinero público que el Gobierno de la Generalitat desvió bajo su mandato para el referéndum ilegal del 9 de noviembre de 2014.

Si no lo hace, el tribunal ordenará el embargo de todas sus cuentas bancarias y de los demás bienes muebles e inmuebles que posea.

La instructora designada por el órgano estatal encargado de velar porque las administraciones destinen el dinero a sus fines legales, María de los Llanos Castellanos, ha investigado en los últimos meses las cuentas del 9-N.

Y ha resuelto que el dinero ilícitamente desviado con aquiescencia de Mas asciende a 5,1 millones, a los que suma otros 400.000 en concepto de intereses.

A aproximadamente 5,5 millones asciende la liquidación provisional aflorada hasta el momento por el tribunal.

Ese es el dinero que Mas y otras nueve personas (cinco altos funcionarios de la Generalitat y cuatro altos cargos de su Gobierno) tienen que afianzar en un plazo máximo de 15 días si no quieren ver embargados todos sus bienes.

Es una fianza solidaria, por lo que, si alguno de los encartados no tiene dinero ni propiedades, los otros han de responder con las suyas por él.

No todos se enfrentan a la misma cantidad. Responden de las cantidades en cuyo destino ilícito hubiesen participado. Hubo compras, por ejemplo, de 7.000 ordenadores, de carteles electorales, de aplicaciones informáticas…

Al saber que el Tribunal de Cuentas le había citado para hoy por las cuentas del 9-N, el expresidente Mas pidió públicamente a los catalanes que le ayudaran con pequeñas cantidades para pagar lo que le iba a reclamar el órgano fiscalizador.

Cataluña y el Titanic: el independentismo llega a Hollywood

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído