Las 10 dietas milagro que nunca funcionan

Frecuentemente aparecen nuevas dietas de adelgazamiento difundidas a través de programas de televisión y revistas de moda o los medios de comunicación se hacen eco de la nueva dieta que sigue la “famosa” del momento con la que se ha quedado estupenda: estamos ante las dietas «milagro”.

Se caracterizan por prometer perder mucho peso en poco tiempo y con poco esfuerzo; tienen listados de alimentos “permitidos y prohibidos” o “buenos y malos”; proponen formas variopintas de alimentarse; suelen emplear argumentos pseudocientíficos y suelen apoyarse en experiencias personales (el típico caso «antes y después»).

En realidad, este tipo dietas son desequilibradas nutricionalmente, normalmente muy hipocalóricas y deficientes en nutrientes esenciales, por lo que seguirlas a medio o largo plazo puede provocar enfermedades.

-Las «dietas milagro» pueden producir alteración del gusto y el apetito, así como favorecer la osteoporosis o los trastornos en la coagulación sanguínea. Por su parte, el déficit vitamínico (B1, B2 y B3 principalmente) puede provocar irritabilidad y lesiones oculares, cutáneas y gastrointestinales, entre otras.

-Tienen efectos psicológicos negativos y pueden desencadenar trastornos del comportamiento alimentario como la anorexia y la bulimia, además de generar desequilibrios en el metabolismo de las personas.

-El famoso efecto rebote. Cuando sometemos el organismo a una dieta muy baja en calorías, y hay una pérdida de peso muy rápida, el organismo reacciona haciéndose más eficiente, gastando menos energía, y esto puede causar serios problemas de salud y provocar un aumento de peso drástico en el momento en el que se vuelve a ingerir cantidades normales de comida.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los Videos más vistos

Lo más leído