La presentadora de TV3 que viste camisetas de Puigdemont califica al exetarra Gonzalo Boye como «un abogado de primera»

Como los periodistas si son expertos en algo es en victimismo –y  los independentistas son grandes maestros–, bastó que Albert Rivera osara criticar públicamente a TV3 delante de Lidia Heredia – en el mismo programa en el que se quemó públicamente un ejemplar de la Constitución Española en público – para que hayan salido todos los de TV3 para sobreactuar y sentirse «víctimas» de malvadas campañas de Ciudadanos.–La siniestra cara del ex terrorista etarra Boye: un falso progre que se nutre de pasta del narcotráfico–

Beatriz Talegón tuiteaba que Rivera probara las acusaciones de que TV3 era sesgada o dimitiera (¿por esa regla de tres si se demuestra dimitiría ella? Porque entonces le animo a Talegón a que ojeara la última emisión de la Monegal.).

Y si quiere algo concreto del programa de Lidia Heredia que revise como informó aquel programa del ‘incidente’ de la mujer expulsada de Vueling supuestamente por hablar catalán (¿qué quedó de aquella historia ridícula que TV3 presentó como si fuera un caso de lesa humanidad?), o cómo en ese programa se pidió la ilegalización del PP y una larga ristra de etcétera.–El exetarra Boye, amigo de Nacho Escolar y adalid de la libertad de expresión, bloquea en Twitter al tuitero que le pilló mintiendo–

Pero eso es lo de menos. Talegón hace bien en defender a TV3, así se garantiza que la sigan llamando. Este fin de semana estuvo nuevamente en ‘Preguntes Frequents’, programa donde el público sólo aplaude a los independentistas como bien saben Jordi Cañas o Eric Milló. Y allí Talegón se erigió en pregonera de la próxima Diada.

«¡Va a ser histórica, muchísimos más autobuses que en todas las anteriores, muchísimas más camisetas, están todas vendidas. Los organizadores están desbordados, están alucinando, creo que va a ser histórica!»

Teniendo en cuenta que llevan todos los años diciendo lo mismo es un poco difícil emocionarse con su discurso.

En el programa de este fin de semana del programa de Laura Rosel que produce El Terrat, la productora fundada por Andreu Buenafuente, a parte de Talegón tuvieron a Arturo Puente de ElDiario.es para loar el cartel independentista y justificara que la diada fuera independentista, una entrevista a Xavier García Albiol del PP y al ministro José Luis Abalos.–Fastuoso repasito a Boye por criticar a Llarena por «secuestrar derechos»: «Tú de secuestros sabes mucho»–

¿Qué fue por lo primero por lo que les preguntó Rosel a ambos? Pues por TV3, claro. El ombliguismo victimista que no falte. Hay que decir que Rosel con su cansina sonrisiña usó todas las bazas que pudo encontrar para intentar en sus respectivas entrevistas que tanto Albiol como Ábalos pusieran a caldo a Albert Rivera.

Curiosamente Ábalos hizo el papel de ‘institucional’ y evitó entrar al trapo. Albiol si atizó un poco a Ciudadanos, pero en formato ‘light’ y, de paso, desveló que las paredes interiores de TV3 estaban repletas de lazos amarillos, recordando Albiol que la TV3 debería ser ‘De todos’.–Hermann Tertsch ‘agradece’ a Rajoy su incompentencia: «Gracias a él nos gobernarán Boye, Torra, Roures y Ternera»–

Pero la parte más discutible del programa de este fin de semana fue que junto a Ábalos y a Albiol, también emitió una entrevista que había grabado en Bélgica a un chico fugado de la justicia como es Adriá Carrasco, de un CDR independentista de Esplugas, que está acusado de terrorismo callejero por cortar las calles de peaje en plena semana santa (ya saben esos CDR, según TV3 tan pacíficos).

El tal Carrasco declaró cómodamente ante una sonriente Rosel que no hizo ni una sola pregunta incómoda a Carrasco y le sonreía de una manera sólo comparable con Cintora entrevistando a Pepe Mújica en un diálogo que acabó diciendo que deseaba irse de farra ante la risitas entrañable de Rosel.

Carrasco pudo decir ante las cámaras de TV3 y sin que absolutamente nadie le replicara que España era un Estado represor que detenía a gente sin pruebas y que «cuando no tenía pruebas, se las inventaban».

Escuchándole a Carrasco dado que él no había hecho nada, la policía le había escogido al tuntún porque sí). Y dijo que era una cabeza de turco. Lo mejor fue cuando luego desde el plató una periodista de TV3 aseguró pensando que ayudaba al CDR que se a Carrasco le había procesado para evitar que los CDR evolucionaran a violentas para así desmovilizarlas (con lo que implícitamente reconocía que los CDR estuvieron a punto de ser violentos).

Por cierto, cuando Adriá Carrasco informó que Gonzalo Boye era su abogado, Laura Rosel se apresuró a considerar al respecto que este era ‘un gran abogado’ (Igual Emiliano Revilla no hubiera estado de acuerdo).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído