Fornicando en lo alto de la Gran Pirámide de Egipto

Dice un viejo refrán español que el caso es tener salud, ‘porque las ganas llegan solas’ (Sexo: ¿A que no adivinas cuánto dura el polvo perfecto?).

Y ganas debían tener estos dos, porque tremendo esfuerzo hicieron para echar un polvo. Unico, porque no se recuerda nada parecido (Pensó que tenía sexo con su novio, hasta que le vio el rostro y se enteró que había sido violada).

El Gobierno egipcio pidió este 7 de diciembre de 2018 a su Fiscalía General que investigue un vídeo difundido en las redes sociales en el que se ve a una pareja escalando la pirámide de Keops en Giza y que finaliza con los desnudos en la cima y follando como descosidos (¿Quieres tener mejor sexo? Esto es lo que debes hacer).

El ministro egipcio de Antigüedades, Jaled al Anani, pidió que se «tomen las medidas necesarias» sobre el caso de un vídeo filmado por «una pareja extranjera», además de la publicación de una fotografía que «va en contra de la moral».

La agencia de noticias estatal MENA hace referencia al texto publicado por el fotógrafo danés, identificado como Andreas Hvid, junto a su compañera Josephine Sarahh en su cuenta de la red social Instagram y la plataforma YouTube.

El pasado 5 de diciembre, el fotógrafo Andreas Hvid publicó un vídeo en su cuenta de Youtube en el que comentó en la descripción que su amiga y él escalaron la pirámide de Keops «temiendo ser vistos por muchos guardias» y que se realizó, según el autor, «a finales de noviembre de 2018», sin dar una fecha precisa.

En la filmación se ve cómo En las instantáneas, la pareja asciende los enormes bloques de piedra del monumento de 149,98 metros de altura en plena noche cerrada. Una vez en la cumbre, el vídeo les muestra fumando y desnudándose. En el último fotograma, ambos se hallan completamente desnudos y fornicando a modo.

En la cuenta de Instagram del fotógrafo danés hay publicadas varias imágenes tomadas desde lo alto de varios edificios y estructuras.

No son, sin embargo, estos cachondos los únicos osados que han sorteado la prohibición -y la condena de hasta tres años de cárcel a quien lo intenta- y han logrado tocar la cima de la pirámide en los últimos años.

En 2016, el alemán Andrej Ciesielski consiguió la hazaña. «Fue alucinante. Me sentí totalmente libre mientras subía a la cumbre del mundo. Mucha gente dice que lo hago para experimentar el riesgo pero no es así. Es sencillamente porque me apasiona escalar»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído