Los cigarrillos sin filtro están asociados con un riesgo aún mayor de desarrollar cáncer de pulmón

Los cigarrillos sin filtro están asociados con un riesgo aún mayor de desarrollar cáncer de pulmón

Fumar cigarrillos sin filtro está asociado con un mayor riesgo de cáncer de pulmón hasta en un 40% más en comparación con fumar cigarrillos con un filtro. Esta conclusión fue hecha por científicos estadounidenses que han estudiado información sobre el consumo de tabaco y la salud de los estadounidenses. El informe fue presentado en la conferencia ATC 2019 organizada por la American Thoracic Society, según recoge Victor Román en N+1.

A pesar del hecho de que las principales investigaciones médicas indican claramente que la única forma de reducir el daño corporal al fumar es dejar de consumir tabaco en general, los fumadores todavía buscan formas de reducir los riesgos causados ​​por su hábito.

Uno de estos métodos -usar un filtro- se ha usado activamente en productos de tabaco desde la década de 1950: las fibras de filtro artificiales hechas de acetato de celulosa reducen el nivel de alquitrán inhalado y la nicotina que ingresa al cuerpo. Teóricamente, es posible reducir el daño al cuerpo al fumar cigarrillos con filtro, pero hasta el momento ha habido poco trabajo dedicado a este problema.

Los filtros no protegen
Ahora, investigadores de la Universidad Médica de Carolina del Sur, bajo el liderazgo de Gerard Silvestri, decidieron evaluar cómo los diferentes tipos de productos de tabaco se asocian con el riesgo de cáncer de pulmón y la muerte. Para hacer esto, utilizaron datos del proyecto National Lung Screening Trial que recopiló información sobre la salud de casi 53.5 mil estadounidenses.
Como variables de análisis, los científicos usaron los diagnósticos de cáncer de pulmón y la mortalidad por un lado; y por el otro, el tipo preferido de cigarrillos. Además, los investigadores han estudiado la dependencia del tipo de cigarrillos y de algunos hábitos asociados con el consumo de tabaco: un indicador de dependencia de la nicotina y la cantidad de cigarrillos.

Los científicos han encontrado que, en comparación con los que fuman cigarrillos con filtro, para los que fuman cigarrillos sin filtro, el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón es 40% mayor (p=0,0051), el riesgo de morir a causa del cáncer de pulmón es dos veces más alto (p <0.0001), y por todas las causas, aumenta en un 30% (p = 0.0033).

Además, los amantes de los cigarrillos sin filtro eran más dependientes de la nicotina. Fumar diversas variedades de cigarrillos ligeros y ultraligeros no se asoció con un cambio en el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y muerte, en comparación con fumar cigarrillos convencionales. Sin embargo, los investigadores encontraron que los amantes de los cigarrillos ligeros son menos dependientes del hábito de fumar en comparación con los que fuman cigarrillos normales, pero dejan de fumar con menos frecuencia. Los cigarrillos de mentol y los cigarrillos con otros sabores en comparación con los cigarrillos normales no mostraron ningún efecto sobre las variables estudiadas.

Los autores del estudio concluyeron que fumar cigarrillos sin filtro está asociado con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón y finalmente la muerte, aunque no mencionaron los motivos de esta relación; esto deberá estudiarse en trabajos posteriores.

Otra estrategia que pueden usar los fumadores que desean reducir el daño de su hábito es reducir la cantidad de cigarrillos. Sin embargo, el año pasado, los científicos han demostrado que esto puede ser inútil: según los resultados de un metanálisis de 55 artículos, resultó que reducir los cigarrillos no reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído