EEUU intensifica su apuesta por los robots militares en Iraq y Afganistán

EEUU intensifica su apuesta por los robots militares en Iraq y Afganistán

(PD).-Los ejércitos de trinchera ya son una página de la historia: la robótica militar se ha adoptado extensamente y con bastante éxito en las guerras de Afganistán e Iraq. Ya hay más de 5.000 vehículos militares robot en Iraq, la mayoría en la búsqueda de explosivos pero cada vez más serán plataformas para ametralladoras y lanzamisiles.

Las imágenes de Terminator ya no son una fantasía. El ejército estadounidense ha estado financiando en los últimos años diversos proyectos sobre robótica militar. Estos robots tienen aplicación en diferentes entornos como protección personal, antiterrorismo, artificieros, reconocimiento y transporte.

Los robots representan una parte crucial del esfuerzo del ejército estadounidense para transformarse en una fuerza de combate del siglo XXI, y un proyecto de 127 mil millones de dólares llamado Sistemas de Combate del Futuro es el mayor contrato militar en la historia de Estados Unidos. Los planificadores militares dicen que los robots pensarán, percibirán su entorno y reaccionarán cada vez más como humanos.

Cuenta Andy Robinson en La Vanguardia que en la guerra aérea ya hay más de mil aviones sin piloto, desde los global hawks – aparatos de espionaje fabricados por General Atomics en Virginia- hasta los letales predators, de la multinacional de armas californiana Northrop Grumann.

«Es cierto que la tecnología de redes no ha cambiado nada, pero en cualquier momento un global hawk puede detectar un blanco y un predator destruirlo; sólo hace falta que un operario en Fort Neill de Las Vegas pulse el botón», dice Peter Singer, del Defence Initiative del Brookings Institution.

Singer sostiene en el libro Wired for war – aún inédito- que, al igual que el tanque y el submarino de la Primera Guerra Mundial o la bomba atómica de la Segunda, el robot militar se recordará como la gran innovación tecnológica de la guerra de Iraq. «No se sabe exactamente cómo se va a utilizar pero, por primera vez en la historia, se ha perdido el monopolio humano de la guerra», explicó en una entrevista con La Vanguardia.

La robótica aérea, por su parte, supera a James Bond. Otro gigante del armamento, Lockheed Martin, ha desarrollado un prototipo del avión sin piloto cormorant que se instala en submarinos. Al ser lanzado, flota hasta la superficie del mar, despega y lanza ataques con misil.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Lo más leído