Vodafone ofrece tarifa plana a 10 millones de clientes de Telefónica

(PD).- Vodafone es la segunda compañía de telefonía móvil de España, y mes tras mes trata de arrebatar clientes a Movistar, la marca móvil de Telefónica. Ahora también quiere quitarle sus clientes de fijo. La operadora británica va a lanzar una tarifa plana de 15 euros al mes (más IVA) para todos aquellos abonados de otras compañías que tengan un teléfono fijo.

Por ese precio, podrán realizar todas las llamadas a cualquier fijo nacional. El resto de llamadas (a móviles e internacionales) se facturarán como llamadas desde móvil Vodafone según sea el plan de precios contratado (Vitamina, Mi País, Relax…).

La oferta «Vodafone en tu casa» va claramente dirigida a captar a los 9,6 millones de hogares abonados a Telefónica que sólo utilizan su teléfono fijo para hablar y no contratan los paquetes de Dúo y Trío, que incluyen Internet y televisión. Estos clientes, que pagan una cuota de abono a Telefónica de 13,97 euros (más IVA) mensuales, generan un negocio de 4.000 millones al año.

La novedad de este servicio es que no es necesario un terminal especial. Bastará conservar el móvil habitual, aunque Vodafone ofertará teléfonos inalámbricos de sobremesa si lo pide el cliente, que podrá conservar el número de teléfono fijo. El único pero de la oferta es que limita el consumo de llamadas nacionales a 1.000 minutos al mes.

El consejero delegado de la operadora, Francisco Román, que hizo este anuncio en el Congreso Mundial de Móviles que se celebra en Barcelona estima que la oferta supondrá un ahorro medio del 24% en el gasto de telefonía fija de los hogares que contratan con Telefónica.

En el mismo marco del Mobile World Congress, Telefónica anunció la creación de una sociedad con el proveedor de servicios Mach para gestionar los acuerdos de interconexión internacional (roaming) entre operadoras de todo el mundo.

No faltó tampoco a la cita el ministro de Industria, Joan Clos, aunque no precisamente para dar buenas nuevas. Anunció que la televisión en el móvil (bajo el formato digital terrestre DVB-H) no estará disponible comercialmente hasta mediados de 2010, debido a que aún no se ha regulado, más de un año y medio después de lo previsto.

Tampoco parece que vaya a entrar en vigor hasta después de las elecciones el canon digital que grava algunos productos como el móvil. Así que los llamados artistas de la ceja, que apoyan al presidente Rodríguez Zapatero, tendrán que esperar.

China reina en Barcelona

Wang Jianzhou, el presidente de China Mobile, es el personaje más aclamado del Mobile World Congress que se celebra en Barcelona. No es que su oratoria sea especialmente brillante.

Lo que despierta la admiración de sus colegas de sector son sus cifras. Ayer, por ejemplo, dio estas perlas: su compañía capta 5,6 millones de abonados cada mes, 100 millones navegan por Internet con su móvil, envían 1,4 millones de SMS, y reciclan dos millones de terminales al año.

Así eclipsó a sus compañeros de conferencia John Chambers, presidente de Cisco, y Arun Sarin, el consejero delegado de Vodafone, que no paraban de aplaudir.China, que rondará los 1.000 millones de abonados al final de este año, quiere estar a la vanguardia y ha anunciado que utilizará el estándar europeo -la tecnología LTE (Long Term Evolution)- para la cuarta generación de móvil, capaz de realizar descargas de Internet con velocidades de 100 megabytes por segundo.Estar en el congreso del móvil es caro.

El pase Gold que da derecho a entrar en todos los actos los tres días del evento cuesta 3.799 euros. La entrada más barata, para un día, vale 599 euros. Y las empresas pagan una media de 30.000 euros por metro cuadrado de pabellón. Alojarse tampoco es barato: se ofertan plazas en un hotel de tres estrellas por 700 euros. Esto es Barcelona.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído