Verdades y mentiras sobre la batería del iPhone

Verdades y mentiras sobre la batería del iPhone

Principal defecto: No es extraíble, lo que significa que, tal y como ocurre con la batería del iPod, se agotará con el paso del tiempo y tendrá que ser sustituida. Pero, cuándo ocurrirá eso. Es ley física que las baterías, como todos hemos experimentado en nuestros portátiles o móviles, van perdiendo duración con cada uso completo. En la foto, captura de la página oficial del iPhone donde Apple ‘promete’ 8 horas de conversación, 6 horas de navegación por Internet, 24 horas de música y 250 horas en stand-by. No es así. La realidad es que más te vale dejárlo cargando cada noche.

Sí parece que a las 400 descargas completas la batería perdería un 20% de su capacidad. ¿Cuánto es eso? En un usuario medio, unos dos años. Pero claro, con un ‘usuario medio’ de un móvil ‘anterior’ al iPhone. Con banda 3G para poder ver videos en YouTube y navegar por la Red, y los nuevos usos de los que están haciendo ya los que lo tienen en EEUU, si llega a un año, date por contento.

Hay que desmentir lo que circula por la red de que tras esas 400 cargas hay que mandar el iPhone a Apple para que sustituya la batería. No es así, sino que ya sólo estaría al 80% y bajando, lo que degrada la experiencia como usuario. Insistiendo, cargándolo cada noche todavía no debería dejarte colgado a mitad de la tarde.

Conclusión: la mayoría no llegará a ese punto, porque probablemente antes de dos años ya hayan cambiado de teléfono, a otro iPhone o a la competencia si se ponen las pilas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído