Tuenti, demasiado perfecto para que durara

Tuenti, demasiado perfecto para que durara

Sasha Valdés (PD).- Si alguien creía que lo bueno (y además gratis) era demasiado bonito para ser cierto, tenía razón.

Esta mañana, después de lo básico -ducha y desayuno- he hecho la tercera acción obligada en mis rutinas diarias: abrir mi sesión de Tuenti. Hasta ahí todo normal, algún mensaje privado, dos peticiones de amigo, un comentario en el tablón, trece comentarios en fotos. Lo de todos los días.

Después de contestar a los mensajes, aceptar a los amigos y leer, con estupefacción, los delirantes comentarios de las fotos (aún más inverosímiles) he vuelto a inicio.

Por dos razones.

Una, mi adicción a reiniciar sesión cada diez minutos para observar si hay cambios.

Dos, se me había olvidado mirar en eventos.

He bajado hasta dicho módulo para ver si alguien más iba a la fiesta de primavera del jueves que viene, pero mientras miraba me he dado cuenta de que algo no funcionaba bien. O algún insustancial se había colocado la banderita de Tommy Hilfiguer como foto de perfil o había publicidad en Tuenti.

Dos segundos han bastado para ver que -¡oh no!- el peor de los presagios se había cumplido. Tuenti ha insertado publicidad en la página.
Un nuevo módulo había sido creado encima del de eventos, con el siguiente título: eventos patrocinados. Sábado 19 abril. Tu primavera con Tommy Girl.

He clickeado sobre el evento, con la última esperanza de que algún gracioso de entre mis amigos hubiera creado dicho evento, pero no. Es un anuncio de El Corte Inglés para la marca y los 8 días de oro del centro comercial: compras el perfume y te regalan un bolso y una crema hidratante. Maravilloso.

La mayor de las sorpresas es que en tan solo doce horas ya tiene 145 páginas de comentarios, pero lo más impresionante es que 9028 personas ya se han apuntado al evento, y 8099 «quizás van». La gente se apunta a todo.

Lo único que podía hacer para salvaguardarme de la fiebre de tommy era ni contestar al evento, leer los comentarios y dejar uno al respecto. Que ha sido bastante clarificador: lo que faltaba…publicidad en Tuenti. Las quejas, en el blog del perfil, que lo lee más gente.

De los más de 1500 comentarios que ya tiene el evento, la mayoría de ellos se quejan de la recién insertada publicidad. Los menos alegan que sin publicidad Tuenti no podría sostenerse. Y algunas insustanciales (tales como las que hubieran sido posible que se hubieran colocado la foto de la marca como imagen de perfil) escriben -y copio y pego-: aysss!! tiaaaa, q xulo…es super mono, aunq ya ls vale, q me compr otro prfume la smana pasad. Per t juro q el bolsito ese es xa comerselo!!.

Pero empecemos por el principio, Tuenti nació en enero de 2006 como red social para universitarios. En un comienzo tan solo los amigos de los creadores tenían acceso a esta beta y a partir de ahí fueron desarrollándola.

Sin embargo Tuenti debe ser algo más que una simple red social. En dos años se ha convertido en el sitio con más tráfico de España, y ya no solo lo usan universitarios sino estudiantes de secundario y bachillerato. Lo más curioso de esta página es que solo puedes entrar mediante invitación, es decir, solo un usuario de Tuenti puede hacer que tú también lo seas. Desde luego está claro que la prohibición despierta el deseo. He visto a más de un amigo suplicándome que lo invite.

Y va camino de expandirse, los erasmus ya se han introducido en la red, ampliando las fronteras a toda Europa y Latinoamérica.

Básicamente, Tuenti se estructura en cuatro módulos:
Mi Perfil: donde se ven tus datos personales, las redes a las que perteneces, tus eventos, el blog, los amigos con cambios más recientes, las últimas fotos subidas y el tablón de comentarios.
Gente: ahí se encuentran los datos de los amigos, y a partir de esa página puedes explorar sus novedades o buscar nuevos amigos con un buscador que lleva desde el nombre, hasta los lugares por donde se mueven.
Media: en media encontramos las fotos y videos de los amigos, podemos subir nuestras propias imágenes y colocar videos del youtube, hacer comentarios y lo que más éxito ha tenido, las etiquetas. Para etiquetarte en una foto solo tienes que colocar el cursor en el lugar de la foto que prefieras y poner tu nombre.
Mensajes: desde luego, el messenger entre los usuarios de Tuenti se está quedando atrás. Se estructura en mensajes de amigos y de desconocidos. Puedes responderlos o bloquear a aquellos que te molestan y denunciar en caso de ser necesario.

Aparte de esos módulos Tuenti tiene algún que otro entresijo más por donde se cuela la curiosidad de «amigos» y «amigos de amigos».

Dos años sin publicidad han bastado para que esta red enganche a muchos, muchos, pero que muchos usuarios -nunca han querido revelar el número- y una vez obtenida la fidelidad, y una mañana cualquiera, colocarte un anuncio. Del que sospecho, no será el último.

Naturalmente la financiación es necesaria, y me pregunto como un lugar como Tuenti ha podido sobrevivir tanto tiempo sin publicidad. Pero ahora me lo explico. Era necesario un tráfico como el que tienen para hacerla especial, y después, explotarlo.
La financiación original fue a nivel privado entre amigos y conocidos -y algún «caza diamantes» que vio como un carbón podía convertirse en diamante-, no fue un desembolso exorbitado, pero suficiente para hacer crecer algo que bien podría ser un gigante a nivel mundial.

¿Lo que vendrá? Incierto.
Como adicta usuaria no voy a darme de baja por un evento patrocinado, pero molesta, sobre todo porque hace menos personal la página. Ya no es tu mundo, como se quería, sino que es un mini mundo con infiltraciones.

No creo que los fieles tuentiteros abandonen sus tierras así como así, pero quejas habrá. Y muchas.

Aunque siempre quedará alguien a quien le gusten los bolsos súper monos. Y voy a iniciar sesión, que hace más de media hora que no lo he hecho.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído