Locos por el ocio móvil

Locos por el ocio móvil

(PD).- En un lujoso casino, con sus alfombras rojas y sus máquinas tragaperras, Niki Sanders, la superheroína con doble personalidad de Héroes, va soltando golpes. Su misión: rescatar a su hijo Micah del malvado señor Lindermann. Esta escena no es una secuencia de la creación de Tim Kring. Se trata de la primera partida con la que arranca Héroes, el juego para móvil desarrollado por Gameloft. En su catálogo brillan nueve adaptaciones de series, entre las que destacan fenómenos como Perdidos, Anatomía de Grey o CSI. Héroes y CSI Miami figuran entre los 15 más vendidos.

El interés de los proveedores por este mercado es comprensible: «Vivimos una edad de oro de este tipo de producciones», opina Roberto Balaguer, psicólogo e investigador del Observatorio de la Cibersociedad. Unos productos que, según Balaguer, se traducen en altas audiencias y clubes de fans. «El espectador siempre quiere más», señala Enrique Casado, director del equipo de licencias de Antena 3, que adelanta que este mes se lanzará para móvil El internado.

La iniciativa no surge de las cadenas sino de las compañías que desarrollan los juegos. Contactan con las televisiones y con las distribuidoras. «Negociamos los derechos, las licencias y las características de la adaptación», explica Yann Fourneau a María Ovelar de El País, responsable de Gameloft en España. Y añade: «También se estudia el mercado. Sabemos qué juegos funcionarán y cuáles no». El factor principal suele ser la audiencia, aunque hay excepciones. «Mujeres desesperadas no es un gran éxito. Pero sus espectadores, la mayoría mujeres, son tan fans que compran cualquier producto relacionado con la comedia. El juego funciona muy bien». Este sector es un mundo en sí mismo: adapta la ficción, inventan intrigas (con ayuda de los guionistas originales), decide el estilo (aventura, acción, educativo), crea y anima a los personajes en 2D o 3D, recrea los decorados y distribuye el producto.

En una labor tan ingeniosa, no es de extrañar que las empresas guarden la identidad de sus creadores como oro en paño. «Ninguna compañía revela el nombre de sus técnicos por miedo a que la competencia los robe», admite Urko Lapedriza, portavoz de Gameloft. Y es que hay mucho en juego en una industria joven (Gameloft desembarcó en España en 2002, el mismo año que nació Mobiground; Unkasoft surgió hace cuatro y Lemonquest, dos) pero en expansión. Otra de sus bazas es que no entiende de sexos y el perfil del consumidor se reparte equitativamente: 50% de hombres y 50% de mujeres.

Y por último. ¿Son tan interesantes las versiones móviles como las series? Una prueba. Las partidas de Camera café (Tele 5) son sencillas y cortas (tres minutos). Existen tres niveles (fácil, medio y avanzado). Los diálogos entre los personajes aparecen en bocadillos tipo tebeo. Los sonidos polifónicos son regulares y las pruebas son repetitivas. Desventajas a las que se suman las limitaciones del soporte: la pantalla es pequeña y su memoria es muy inferior a la de una consola. No obstante, tanto inconveniente tiene su aquel: el móvil se lleva siempre encima y permite matar el tiempo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído