Los compradores de gadgets son arrogantes y tiene rasgos de líder

(PD).- ¿Conoce a alguien que adore los gadgets, esos pequeño productos tecnológicos, y que no puede esperar para tener el último modelo de todo? Las posibilidades que sea enérgico y con características fuertes de líder, además de arrogante, según un estudio hecho en EEUU, son muy altas.

La encuesta realizada online, evaluó las características de 25.000 estadounidenses adultos y encontró que los más ávidos consumidores de tecnología tienden a tener un alto puntaje en áreas como liderazgo y dinamismo, pero bajo en modestia.

«Muchos de los estudios previos apuntan a que son adultos hombres con dinero los que más rápido adoptan la tecnología», dijo Sarah Welch, investigadora de la firma Mindset Media, que lideró el estudio junto a Nielsen Online.

«Pero este estudio nos dice que hay características más allá la edad, el género y los ingresos que también están muy correlacionadas con el consumo tecnológico» agregó.

El estudio se centró en 20 rasgos de la personalidad, como la franqueza, creatividad, autoestima y la espontaneidad. Los encuestados fueron clasificados en una escala de 1 a 5, donde 1 representaba a los que tenían menos marcado determinado rasgo y 5 muy marcado.

Tercos y creídos

Los que tuvieron un puntaje de 5 en liderazgo, era un 68% más probable que hayan comprado tres o más ordenadores en los últimos dos años.

Aunque los consumidores de tecnología no caben en un molde demográfico típico, los hallazgos del estudio no fueron tan sorprendentes, según Welch. «Si miras a quienes califican como un líder moderno, son usualmente los que están mirando hacia adelante, interesados en los que viene», agregó.

«Y esos que son realmente firmes son los tipos que tienen el control de la vida, por lo que tiene sentido que cuando ven algo que quieren, lo consigan de inmediato». Welch dijo que los resultados podrían tener implicaciones para las compañías tecnológicas, que podrían empezar a mirar un nuevo tipo de consumidores y potencialmente cambiar la forma en que los productos están diseñados.

Pero el estudio también concluyó que los consumidores tecnológicos más ávidos también eran propensos a tener poca modestia y puedes ser percibidos como arrogantes por otros. Los bajos niveles de modestia también se correlacionan con lo que Welch llama «compra de insignias», o una tendencia por las marcas más lujosas.

«Hay un elemento de orgullo en ser capaz de tener lo último y lo mejor, no solo en el área de la tecnología, sino que en todas las otras», concluyó Welch.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído