Una escuela permite «copiar» con ‘gadgets’ en los exámenes

Una escuela permite "copiar" con 'gadgets' en los exámenes


(PD).- Un estudiante usando el móvil durante un examen? ¿Una alumna consultando una enciclopedia on-line para documentarse para un comentario de texto? ¡Eso es copiar! Exclamaría indignado algún docente. Sí y no.

En Australia, una escuela ha comenzado a realizar exámenes específicos en los que los alumnos tienen que valerse de las nuevas tecnologías para superar la prueba. El conocimiento a través de la Red es una realidad fuera de las aulas; hay quien empieza a creer que debe serlo también dentro.

Antaño los bolis, los botes de corrector o los pliegues de una prenda servían a astutos y hábiles alumnos para ocultar las llamadas “chuletas” que conseguían que alguien sin conocimientos superara un examen. Con el paso de los años, los estudiantes tramposos se han aliado con teléfonos móviles para conseguir que les “soplen” las respuestas o dispositivos como PDAs para llevar en una diminuta pantalla todo el temario de la asignatura de turno.

Esto es, básicamente, lo que propuesto la escuela presbiteriana femenina de Sidney. Sin embargo, el proyecto que ya ha comenzado a ponerse en práctica lo hace de forma controlada y con pruebas especialmente diseñadas para demostrar aptitudes a la hora de recopilar documentación mediante nuevas tecnologías. Las alumnas pueden valerse de conocimientos adquiridos por estas vías y debatir con compañeros y amigos pero deben citar escrupulosamente fuentes consultadas.

SABER LLEGAR A LA INFORMACION

Como ejemplo, el centro ya ha puesto pruebas tales como hacer un comentario del famoso discurso en defensa de los derechos civiles de Martin Luther King “Tengo un sueño”, con una prueba de 40 minutos. Por contra, no se realizarán con estos métodos exámenes de, por ejemplo, matemáticas.

La profesora de inglés Diedre Coleman, al frente del proyecto, defendió este tipo de pruebas para que los alumnos estén preparados para los métodos de acceso a la información que existen hoy en día en el mundo real. “Lo que necesitan hacer es acceder a información por todos sus medios disponibles de forma rápida y comprobar la fiabilidad de esa información”, explicó la docente al Sydney Morning Herald en declaraciones recogidas por Otr/press.

Si el proyecto resulta un éxito, el colegio australiano tiene previsto extender este método de examen como complemento a los tradicionales en otras materias.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído