El nivel de peligrosidad de cada área de Londres en un mapa del crimen ‘on line’

El nivel de peligrosidad de cada área de Londres en un mapa del crimen 'on line'


(PD).- La Policía Metropolitana de Londres ha promovido una iniciativa pionera para permitir a los ciudadanos conocer los niveles de peligrosidad de cada una de las áreas de la capital británica a partir de un mapa del crimen ‘on line’ que combinará la tecnología de Google Maps con las bases de datos de las fuerzas de seguridad.

Se trata de una iniciativa que arrancó el pasado mes y que hoy mismo presentó el alcalde, el conservador Boris Johnson, ante uno de los grandes desafíos que la ciudad afronta en forma de una delincuencia creciente que ha elevado los niveles de alerta por atracos, robos y asesinatos, especialmente en el caso de los adolescentes, que registran 25 muertos en lo que va de año.

El mapa del crimen en Londres da cuenta del porcentaje de delitos de los 32 barrios que componen Londres respecto a la media general y facilita comparaciones respecto a períodos anteriores para establecer una evolución de la delincuencia.

Además, los usuarios pueden emplear un ‘zoom’ en el mapa para conocer los resultados de su vecindario en páginas que aglutinan, como máximo, seis calles, o buscar directamente por el código postal, tras las revisiones técnicas para mejorar las prestaciones acometidas durante la fase de pruebas de agosto antes del lanzamiento oficial de la iniciativa.

MEDIAS Y ESTADISTICAS

En este sentido, el desarrollo del software profundizó en el servicio en torno a número, medias y localizaciones geográficas de los delitos y sus distintos tipos, con estadísticas publicadas cada mes, a semajanza de otros sistemas adoptados en otras grandes ciudades como Nueva York.

No obstante, las aspiraciones de facilitar información detallada por calles finalmente han tenido que ser revisadas debido a cuestiones de seguridad y privacidad, después de el Comisionado de Información advirtiese de que la publicación de tales datos podría llevar a aumentar la preocupación de los habitantes de las áreas más castigadas por la delincuencia.

De igual modo, la iniciativa ya ha recibido algunas voces críticas que alertaron de los efectos negativos que podría desencadenar en los considerados puntos negros, como una devaluación del precio de las viviendas o el propio incremento en zonas percibidas como ‘objetivos fáciles’ para los delincuentes en base al estudio de los niveles registrados.

Sin embargo, Johnson defendió el plan en base a los objetivos de «ver londinenses sintiendo que si experimentan algún tipo de delito, importa». «No va a perderse en grandes números de estadísticos, va a quedar registrado en el lugar en el que ocurrió, va a ser públicamente evaluable y va a haber presión sobre la policía para que haga algo», declaró.

Europa Press

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído