Uno de cada cuatro iPhone está liberado

(PD).- Más de un 25% de los que compraron en Estados Unidos uno de los teléfonos de Apple están utilizándolos en redes diferentes de la de AT&T, una compañía que, en teoría, tiene en este país la exclusiva. Esta cifra es bastante significativa y, en opinión de los analistas, obligará a revisar el modelo de negocio de la compañía.

Toni Sacconaghi, de la firma Bernstein Research, asegura que, tras analizar los datos de ventas de Apple y AT&T, han descubierto que, a finales de 2007, cerca de 1,45 millones de teléfonos habían «desaparecido en combate». De ellos, unos 480.000 se supone que están en poder de AT&T por inventario, lo que deja un millón de teléfonos, el 27% del total, que según Sacconaghi estarían liberados y que podrían funcionar en redes distintas de la de AT&T.

Los ejecutivos de Apple aseguraron la semana pasada que el número de iPhone liberados era «significativo» pero no dieron ningún dato concreto. La mayor parte de los analistas estima que el número se sitúa por debajo del 20%.

Un «importante dilema» para la compañía

El elevado número de teléfonos desbloqueados es preocupante para Apple porque la compañía recibe ingresos de AT&T por ostentar la exclusividad, lo que le proporciona un alto margen de beneficio. Y si, como explica Sacconaghi, Apple supera la meta de 10 millones de iPhone vendidos a finales del año fiscal de 2008 y un 30% de ellos no le aportan ningún ingreso extra, sus beneficios serían de 500 millones de dólares, 37 céntimos por acción menos de lo esperado.

«Además de por las implicaciones económicas», ha apuntado Sacconahi, «la existencia de iPhone liberados respresenta un dilema importante para Apple». Si Apple toma medidas contra los teléfonos desbloqueados, podría mantener su alto margen de beneficios pero perdería el objetivo de ventas. Por otro lado, si los sigue permitiendo, podría hacer mermar la rentabilidad y dificultar la firma de nuevos acuerdos en términos similares.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído