Los ingenieros informáticos vuelven a salir a la calle para protestar por la falta de regulación del sector

Los ingenieros informáticos vuelven a salir a la calle para protestar por la falta de regulación del sector

FERMÍN ELIZARI(PD)-. Los ingenieros informáticos llevan años protestando por la falta de regulación de su sector. Con la adhesión del movimiento estudiantil han aumentado en la recta final de 2008 la presión sobre la Administración pública, con dos manifestaciones en menos de un mes. Precisamente hoy se ha convocado la última de ellas en 35 ciudades del Estado para reclamar la regulación del sector y evitar la desregulación de los estudios universitarios.

La jornada de huelga está respaldada por el Consejo de Colegios de Ingenieros en Informática (CCII) y el Consejo General de Colegios de Ingenieros Técnicos.

«La Ingeniería Informática es una de las pocas ingenierías que carece de regulación. No existe ningún tipo de atribución profesional, y todo esto acaba por dar mala al sector, ya que hay mucha gente que no está preparada», critica José Rodríguez, ingeniero superior informático canario.

José es el responsable del foro ‘Por una informática digna‘, que ha servido de «catalizador» de multitud de colectivos, profesionales y estudiantes para dar forma a las protestas del sector.

A sus 36 años, cursa actualmente los estudios para el Doctorado en Física Informática, Computación paralela y supercomputación, y confiesa que hay multitud de proyectos informáticos que carecen de garantías de seguridad debido al intrusismo laboral.

Asimismo, a los problemas de los profesionales del sector se les suman ahora las protestas de los estudiantes por el Plan de Bolonia, con el que los estudios de Ingeniería Informática dejarán de estar regulados. «Es decir, que no va a haber materias troncales», sostiene José.

Preguntado por la razón de esta segunda jornada de movilizaciones, José apunta que «no se ha avanzado nada» y que el Gobierno «está mareando la perdiz». «Se han pasado la pelota entre el Ministerio de Industria y el de Innovación», señala.

Por su parte, Martín Pérez, presidente de la patronal Asimelec, reconoce que el «problema fundamental» que padece el gremio es «que las enseñanzas tienen que estar bien reguladas». «Porque las empresas nos encontramos ante dos problemas: hay un déficit de puestos de trabajo, faltan ingenieros, y asimismo hay una serie de profesionales de otros sectores que se pasan a la Informática».

Martín lamenta la desconexión universidad-empresa que existe en España -«la gente no viene preparada, y tenemos que invertir en su formación», afirma-, y apunta que «la solución pasa por el diálogo».

«Cada uno es libre de reivindicar lo que quiera, pero creo que la huelga va a tener poca repercusión», dice por su parte el presidente de la patronal.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído