La SGAE mete presión al Gobierno ZP para penalizar las descargas

La SGAE mete presión al Gobierno ZP para penalizar las descargas

(PD)-. Se acabó la cultura gratis. La SGAE no tiene suficiente con recaudar fondos de actos benéficos y a las fiestas populares. Teddy Bautista quiere más, y está moviendo ficha para ello: «Hay que devolver el orden a Intenet, porque en este momento lo que allí gobierna es el desorden». Cuenta con el apoyo del Ministerio de Cultura, que ya está preparando la maquinaria para lanzar una nueva ley: «No muy tarde habrá una normativa que será muy antipopular«.

César Antonio Molina, titular de la cartera de Cultura, se ha posicionado desde que accediera al cargo a favor de las prácticas llevadas a cabo por entidades como la SGAE. Durante su mandato ha impulsado leyes polémicas como la del canon digital, promovida por las asociaciones de gestión de derechos de autor. «Al que no le guste que se aguanta. Se paga y ya está», dijo hace unos días Bautista.

La incógnita reside ahora en la fecha y en el modelo para impulsar la nueva regulación sobre Internet. No es descabellado aventurar que el Gobierno apueste por trasladar a España el sistema de los tres avisos de Nicolas Sarkozy, que marca tendencia en todo el mundo. El modelo a imitar es el puesto en marcha en Francia y Reino Unido, y consiste en advertir al usuario cuando realice una descarga ilegal hasta llegar al tercer aviso, momento en el que se penaliza al infractor.

Para ello, la SGAE ya se encarga de marcar la agenda del Gobierno, con declaraciones escuetas y periódicas. Ayer mismo, en un seminario sobre los retos de la diplomacia pública española organizado por el Real Instituto Elcano, el presidente de la SGAE dejó caer que no es necesario cambiar la Ley de Propiedad Intelectual para adoptar sistemas como el francés en materia de protección de derechos de autor.

«El Gobierno tiene que asumir que España puede ser una potencia en la proyección exterior de nuestras aplicaciones electrónicas y digitales, pero para eso hay que eliminar todos los riesgos, porque si no, ¿quién va a invertir en algo así?»

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído