La Eurocámara apuesta por un «botón rojo» para bloquear videojuegos

(PD).- El Parlamento Europeo (PE) se mostró a favor de incorporar a videoconsolas y ordenadores un ‘botón rojo’ que permita a los padres bloquear contenidos que consideren inapropiados para sus hijos.

La propuesta responde al creciente uso de los videojuegos en Internet y en dispositivos móviles, lo que dificulta -según la Eurocámara- el control por parte de los padres.

Ese ‘botón rojo’ que defienden los eurodiputados debería permitir bloquear ciertos juegos o controlar el acceso a ellos durante ciertas horas o a determinadas partes de los mismos.

La idea figura en un informe del liberal holandés Toine Manders, que aprobó el pleno del PE con 552 votos a favor, 12 en contra y 6 abstenciones.

En él, los eurodiputados advierten también del problema que plantean los cibercafés, desde los que un 3,2% de los menores europeos de entre 6 y 17 años accede a Internet sin la supervisión de un adulto, según sus datos.

Por ello, apoyan la aplicación de «sanciones severas» contra los propietarios de establecimientos donde se permita al acceso de los niños a juegos clasificados para un nivel de edad mayor.

Venta a menores

En la misma línea, el PE considera que los Estados miembros deben imponer normas que aseguren que los minoristas restringen la venta de videojuegos violentos a menores.

Además, tendrían que poner límite a las prácticas comerciales deshonestas empleadas con los niños a través de Internet o de los móviles, como las suscripciones automáticas o la marcación de números telefónicos de alto coste.

En cualquier caso, la Eurocámara cree que actualmente no es necesaria una legislación comunitaria en el ámbito del control de los videojuegos y anima a la industria a seguir desarrollando sistemas de autorregulación.

Unificar criterios

El PE aboga por unificar criterios en toda Europa en torno al sistema de etiquetado de videojuegos actualmente en uso, llamado PEGI, y que clasifica mediante un código los juegos por edades y temática (miedo, violencia, sexo, drogas, discriminación o insultos).

Para mejorar su eficacia, los eurodiputados piden intensificar las campañas de información y concienciación de los consumidores a escala nacional, en particular de los padres, para que sean más conscientes del sistema.

Junto a las medidas de control propuestas, el informe de Manders subraya que los videojuegos son una herramienta útil para estimular el aprendizaje, en especial, de aptitudes como el razonamiento estratégico, la creatividad, la cooperación y el pensamiento innovador.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído