Los internautas españoles pasan un tercio de su tiempo libre en línea

Los internautas españoles pasan un tercio de su tiempo libre en línea

(PD).- Los españoles, al igual que el promedio de los internautas de otros quince países del mundo, dedican un tercio de su tiempo libre a navegar por la red, pero son renuentes a perfeccionar compraventas en Internet. Si no compran ni venden, ¿con qué actividades matan las horas que pasan conectados?

Revela Irene de Benito en El País que leen las noticias, buscan información y visitan el sitio de una marca o producto, según el sondeo de opinión de la consultora privada TNS.

Esta compañía es la responsable del informe internacional Digital world, Digital life (Mundo digital, Vida digital, en español) que intenta establecer los rasgos característicos de los usuarios del difuso -y voluble- ámbito de la red.

«No sorprende que nuestra vida digital esté determinada por nuestros deseos de la vida real. La mayor razón por la que nos resistimos a comprar en la web es que todavía preferimos ver (tocar, sentir, oler y posiblemente escuchar) primero el producto», interpretan los autores de Digital world, Digital life.

El estudio, difundido a comienzos de 2009, expresa las preferencias de 27.522 encuestados -1.032 españoles- de entre 16 y 55 años residentes en 16 países distintos (Alemania, Australia, Canadá, China, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Italia, Japón, Corea, Noruega, Países Bajos, Reino Unido y Suecia). Como no podía ser de otra manera, las respuestas fueron recolectadas mediante formularios on line.

La reticencia española a las transacciones virtuales está conectada con un promedio elevado de desconfiados (46%) que consideran que es riesgoso revelar información personal en la red. «Sólo 2 de cada 10 encuestados creen que las transacciones y comunicaciones que hacen a través de Internet son seguras.

Esta sensación se acentúa entre los mayores de 45 años y las mujeres», describe Digital world, Digital life. La desconfianza, sin embargo, es general en comparación con los resultados atribuidos a los otros países que participan de la investigación. «Solamente Japón y Corea están por delante de España en cuanto a nivel de desconfianza sobre la seguridad personal en la red».

En el extremo opuesto de las conclusiones están los nórdicos: casi 6 de cada 10 finlandeses, y la mitad de los suecos y los daneses expresan una confianza elevada en la publicación de datos íntimos en la web.

El perfil del español más sociable

Un dato peculiar del trabajo de TNS refleja que los españoles son más proclives a descargar música que el resto de los usuarios consultados. El 45% de los internautas de España admitió que en el último mes bajó un archivo de esta índole frente al promedio general del 37%.

En cuanto a la llamada web 2.0 -presupone la participación e interacción de los usuarios en la elaboración del contenido digital-, en España hay más adhesión a los blogs (el país ocupa el quinto puesto de la tabla), que a los foros (retrocede hasta el octavo) y a las redes sociales (queda antepenúltima), en comparación con los otros 15 países que intervienen en la muestra.

«Desde la compra de una nueva vivienda hasta la elección de la escuela de los niños, casi todas las decisiones se toman con una consulta previa en Internet. El ámbito digital se ha convertido en una de las influencias más poderosas de nuestras elecciones», reflexiona Barry Lemmon, ejecutivo de TNS. Sin embargo, este poder de persuasión de la red no ha atravesado aún el límite de las relaciones afectivas.

Según el estudio Digital world, Digital life, los encuestados de los 16 países todavía prefieren la comunicación personal en la esfera de la amistad. La preferencia por la interacción real, cara a cara, no ha impedido a la consultora diseñar el perfil del español más dado a crear vínculos virtuales, que es varón, tiene entre 16 y 34 años, estudia o trabaja a tiempo parcial, vive en la ciudad y está soltero (es decir, no declara una relación estable o tiene una pareja con la que no convive).

Las amas de casa inglesas y estadounidenses, ‘enganchadas’ por la compra

El informe Digital world, Digital life (Mundo digital, Vida digital, en español) revela una extraordinaria penetración de Internet entre las amas de casa inglesas y estadounidenses, que destinan respectivamente un 38% y un sorprendente 47% de su tiempo libre a navegar por la red. «Esta tendencia se explica por la rápida expansión de la compra de alimentos en línea. En el Reino Unido, el volumen de transacciones ha llegado a los 1.000 millones de libras por mes», justifican los autores del estudio.

Uno de cada diez usuarios navegan con el móvil

En lo que considera una noticia alentadora para la industria de las telecomunicaciones, TNS especifica que el 10% de los 27.522 encuestados accede a Internet por medio de un teléfono móvil. Ese porcentaje crece hasta el 25% en el caso de los usuarios japoneses y chinos, que son los que parecen más familiarizados con las herramientas digitales que ofrecen estos dispositivos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído