La mafia saca partido del inviolable código de la telefonía por internet

(PD).- La policía alerta de que las organizaciones criminales se comunican mediante programas de voz ‘on line’. Skype, la aplicación más frecuentada, permite generar claves distintas para cada conversación.

Muy ufano, el 3 de marzo, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, anunció como un gran avance en la lucha contra el crimen organizado el fin, en noviembre, de las tarjetas prepago para móviles, aquellas que hasta finales del 2007 se podían comprar sin identificarse.

Como explica Antonio Baquero en El Periódico, la intención es impedir que mafiosos y terroristas dispongan de líneas que no dejan rastro, pues hasta ahora conseguían teléfonos sin facilitar ningún dato personal.

Sin embargo, el uso intensivo que la industria del crimen hace de los avances tecnológicos ha convertido ese cerrojazo a los móviles prepago en una victoria pírrica, demostrando una vez más que las organizaciones criminales siempre van un paso por delante de quienes hacen las normas. Tal y como en febrero alertó la policía italiana, la mafia ha pasado a comunicarse mediante conversaciones de voz en internet, también conocidas como voip, especialmente gracias al servicio de telefonía on line de la compañía Skype.

La base del aviso italiano es una información según la cual los capos han ordenado a sus subordinados que todo lo que tengan que hablar sobre envíos de droga lo hagan a través de Skype. Es decir, los mafiosos italianos han pasado de los pizzini (trozos de papel donde los jefes transmitían las órdenes) a las llamadas voip.

IMPOSIBLES DE ESCUCHAR
En declaraciones a este diario, fuentes de la judicatura italiana explicaron las ventajas que los mafiosos han encontrado en las aplicaciones de voz en internet. «Su objetivo es aprovecharse del hecho de que los sistemas de encriptación de los voip son complejísimos, lo que significa que las comunicaciones son muy difíciles de pinchar.

Ahora llaman por voip porque saben que así es casi imposible escucharles», dicen esas fuentes, que recuerdan que la policía alemana ya reconoció su fracaso al intentar intervenir esas conversaciones.

El hecho de que «la arquitectura de las comunicaciones voip se base en claves criptográficas que a veces se generan para una sola comunicación permite que nadie, excepto las dos personas que se comunican, pueda oír lo que se dice». Además, esas fuentes avanzan que no se trata solo de conversaciones de voz.

«Skype también permite hacer videollamadas, con lo que dos mafiosos pueden comunicarse sin intercambiar ni una sola palabra, solo mediante gestos o dibujos», advierten.

Un portavoz de Hispasec, una consultora puntera en seguridad informática, explica que Skype emplea una combinación de algoritmos criptográficos entre los que está el advanced encryption standard, un método de codificación calificado de «irrompible».

El cifrado es de 265 bits, semejante al de las transacciones con tarjetas de crédito. «Escuchar en tiempo real una conversación mediante Skype es imposible», señalan esa fuente, que plantea como única posibilidad «que la policía introduzca un troyano en el ordenador de un criminal para escuchar todas sus conversaciones mediante el micrófono de esa computadora, y eso suponiendo que el delincuente llame desde el ordenador de su propia casa».

El principal problema radica en que, en el momento en que el criminal sustituya el ordenador, el sistema ya no servirá.

Esta es la otra gran potencialidad de Skype que los criminales han sabido aprovechar. Abrir una cuenta es rápido, gratis y no exige introducir datos personales: basta con disponer de un e-mail.

Así, los delincuentes tienen tantas cuentas de teléfono como llamadas necesiten hacer. El resultado es un nuevo medio de comunicación que amenaza con dinamitar el actual sistema de escuchas policiales. «Cuando hay un avance tecnológico, nuestra labor se complica», confiesa un responsable español de Interior que está en primera línea en la lucha antiterrorista.

CONFERENCIA EUROPEA
El tema es tan serio que Eurojust, el órgano de la UE que coordina las actividades judiciales contra el crimen organizado, organizó en diciembre, a petición de Italia, un encuentro sobre voip, según explicó Johannes Thuy, portavoz del organismo. Una fuente de Skype señaló que la compañía «está comprometida a cooperar tanto como sea legal y técnicamente posible» con las autoridades.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído