El ‘héroe’ de las descargas libres en España prohíbe la copia de sus software

El 'héroe' de las descargas libres en España prohíbe la copia de sus software

(PD).- Pablo Soto apareció, casi sin quererlo, en las portadas de los diarios por su conocido programa de descarga de música y especialmente por la demanda que interpusieron varias discográficas. Sin embargo, este joven programador proteje los derechos de autor de su software. Son las cosas que luego le dan la razón a la SGAE.

Uno de los abogados que comparecieron durante el juicio decía de él que si hubiera nacido en EEUU, sería considerado como un nuevo Steve Jobs. No le faltaba razón, si no fuera porque este programador se ha encargado él mismo de acabar con su leyenda. Cuenta El País que cualquiera que intenta descargarse uno de los programas de Soto -Blubster, Manolito o Piolet- encontrará un mensaje de advertencia acerca de que estos software están protegidos a los derechos de autor, de acuerdo a las leyes internacionales y, en particular, a las de España y las restrictivas estadounidenses.

Si intentamos descargar alguno de estos programas nos aparecerá el siguiente mensaje:

El software está protegido por derechos de autor y otras leyes de propiedad intelectual, y por tratados internacionales. Reconoce que no se le transfiere ningún derecho derivado de la propiedad intelectual de este software. También reconoce que todos los derechos de propiedad relacionados con el software seguirán siendo propiedad exclusiva de MP2P Technologies. […] El usuario tendrá derecho a 1 (una) copia de software para su uso en 1 (un) dispositivo informático.

El usuario podrá, sin embargo, hacer 1 (una) copia adicional del software sólo con objeto de ser una copia de seguridad. El usuario no podrá, bajo ningún concepto, volver a distribuir los componentes ejecutables, ni partes de los mismos ni para su uso exclusivo íntegro dependiente de su propio software. El usuario no podrá, bajo ningún concepto, volver a distribuir el software como anteriormente se menciona sin abonar los royalties correspondientes a MP2P Technologies.

Es decir, que si descargamos un programa del héroe de las descargas libres nos podríamos encontrar con una demanda similar a la interpuesta por las discográficas.

La asociación de productores Promusicae, junto a Warner, Universal, Emi y Sony, piden 13 millones de euros a Soto por el perjuicio que les ha causado la violación, a su juicio, de la propiedad intelectual en las obras de sus músicos que se encuentran en su catálogo de artistas.

Soto asegura que no es responsable del uso que hagan los usuarios de una herramienta como la suya.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído