El viajero impenitente

Así es el túnel para barcos que atraviesa las montañas en Noruega

El túnel estará estará listo a finales de 2023.

Ni los osados vikingos querían navegar por las peligrosas aguas de la península de Stad, en las costas del suroeste de Noruega-

Ahora ocho millones de toneladas de roca están siendo eliminadas, para abrir paso al primer túnel de buques en el mundo en esa zona.

Así, las embarcaciones se ahorrarán el difícil trabajo de bordear la península en medio de fuertes ráfagas de viento que agitan todavía más al mar noruego.

Por primera vez, se pretende perforar una montaña para conectar dos bahías, de manera que el tránsito sea más efectivo y seguro para diversos tipos de embarcaciones.

El Stad Ship Tunnel será el primer túnel para barcos a gran escala del planeta. De acuerdo con el Ministerio de Transporte y Comunicaciones de Noruega, la idea es que abra una conexión segura entre la bahía de Kjødepollen y Vanylvsfjorden.

Las obras comienzan en 2022, después de largos estudios de infraestructura e impacto ecológico.

El túnel está diseñado para medir 1.7 kilómetros de longitud, 37 metros de alto y 36 de ancho.

Así, el objetivo principal es mejorar el tránsito navegable y la seguridad de los transportes marítimos en Noruega, particularmente en el mar de Stadhavet.Con el Stad Ship Tunnel, las corrientes oceánicas violentas y la topografía submarina ya no serán un problema para los buques que surquen los mares del norte.

El proyecto garantiza que existan ambientes más controlados y predecibles para el transporte, que pueden llegar a pesar más de 16 toneladas.

Se estima que la inversión para el proyecto sea de 2.8 millones de coronas noruegas.

El gobierno tomó esta resolución para apoyar a la industria pesquera en el país, que se verá directamente beneficiada con la creación del túnel para barcos. No sólo porque facilitará el tránsito de embarcaciones grandes, sino porque los mares del norte no cobrarán más vidas en accidentes.

El beneficio ecológico también es notable. De acuerdo con el informe de Kongsberg Maritime, gracias a que los tiempos de viaje se acortarán, habrá una reducción del 60 % en emisiones de CO2. Este corte tan impresionante se debe a que los barcos quemarán menos combustibles fósiles, nocivos para el medioambiente y la atmósfera.

De la misma manera, el estudio noruego de arquitectura Snøhetta diseñó el megaproyecto para que no afecte —a nivel visual, por lo menos— la armonía con el entorno natural de los fiordos.

Al interior, el Stad Ship Tunnel estará iluminado por luces LED para orientar a los buques que lo crucen. Si todo sale bien, se estima que podría estar terminado para 2026.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído