Cómo asegurarte de que tus hijos no se exponen a cyberamenazas al navegar por la web

Cómo asegurarte de que tus hijos no se exponen a cyberamenazas al navegar por la web

El acceso a internet resulta esencial en la sociedad contemporánea y es una buena idea que tus hijos comiencen a tener contacto con la red desde una edad temprana. Sin embargo, internet no es un lugar seguro y presenta riesgos que pueden afectar a tus hijos o dañar tus dispositivos si no se les presta la atención necesaria. Vamos a ver algunas de las medidas que puedes tomar para asegurarte de que tus hijos navegan por internet de forma segura.

Mantén su PC siempre a la vista

La principal forma de asegurarte de que tus hijos están a salvo en internet es supervisarlos de forma directa. Cuando están comenzando a hacer uso de la red, es necesario que su acceso al PC sea controlado por su madre o su padre. Instala su PC en la sala de estar y limita sus horas de acceso para que solamente estén conectados en tu presencia. Vigila que no entren a chats ni a webs dañinas, y asegúrate de que nunca suben fotografías suyas a la red. Las redes sociales son especialmente dañinas y tus hijos no deberían tener acceso a ellas antes de los catorce años.

Activa el control parental en Windows o MacOS.

Una forma extra de mantener a tus hijos lejos de webs dañinas es activar el control parental que está disponible tanto en Windows como en MacOS. Se trata de una herramienta excelente que te permite limitar de forma automática el tiempo de uso del dispositivo por parte de tus hijos, así como las webs a las que pueden acceder. Además, monitoriza el uso que hacen del PC para que puedas consultarlo después y asegurarte de que ha sido correcto. En algunas versiones, además, puedes vincular el control parental con tus propios dispositivos para poder gestionarlo a distancia.

Instala Circle en tu router.

Si tienes varios hijos, Circle puede ser una magnífica forma de controlar a distancia el uso que hacen de tu conexión a internet. Circle es un dispositivo que ejerce de intermediario entre el router y todos tus dispositivos, y te permite configurar de forma individualizada a qué tipo de webs y contenidos puede acceder cada uno. De esta forma, puedes configurar de forma diferente el PC de sobremesa que usa tu hijo menor, el iPad de tu hija mayor, etcétera. Cada niño tiene necesidades distintas, y por esto es positivo personalizar el uso que pueden hacer de sus dispositivos.

Utiliza una VPN

Si aún no sabes qué es una VPN, vas a querer contar con una en cuanto lo sepas. Una VPN es una red privada que ejerce de intermediario entre tus dispositivos y el resto de la web, de forma que toda la información que envías o descargas a través de la red pasa primero por sus servidores. La conexión entre una VPN y tus dispositivos cuenta con una doble encriptación que hace imposible el acceso de terceras personas a tus datos, incluso si te conectas desde redes no seguras. Si tienes niños en casa y quieres asegurarte la integridad de tus equipos, una VPN es una de las mejores opciones para mantenerlos a salvo.

Instala un antivirus

Pese a todas las precauciones, siempre es posible que tus hijos entren en alguna página infectada o descarguen algún juego de una fuente dudosa y arrastren algún virus a tu equipo. Para mantenerlo seguro, siempre es prudente descargar e instalar un antivirus profesional que se encargue de lidiar con estas posibles infecciones. O, si prefieres no realizar tanta inversión, también tienes la posibilidad de instalar uno gratuito que te mantendrá más que cubierto.

Mantén actualizado tu PC

Es necesario que tu PC o Mac se mantengan siempre actualizados para asegurarte de que cuentan con los últimos parches en materia de seguridad. Cada día se detectan nuevas fisuras en los sistemas operativos que necesitan mejoras para mantenerlos a salvo. Si no permites las actualizaciones en tu equipo, con el tiempo quedarán expuestos y no servirán de nada los antivirus que tengas instalados. Cuando hablamos de la seguridad de tus hijos, es fundamental que tu equipo esté siempre en buena forma.

Habla con tus hijos

Por último, recuerda: la mejor forma de mantener a salvo a tus hijos es hablar siempre con ellos. Tú eres su principal referente y ellos siempre te escucharán si les tratas de forma adecuada. Tus hijos deben ser conscientes de los riesgos del uso indebido de la red, y deben comprender que son ellos mismos los primeros responsables de su propia seguridad. De esta forma, estarás educándolos para que hagan un uso prudente de la tecnología y para que sepan cuidar de sí mismos el día de mañana. La prudencia de tus hijos es más valiosa que cualquier programa de seguridad que puedas instalar en el PC.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído