El descubrimiento ha generado una gran polémica por si la empresa accede sin aviso a la información privada de sus clientes

Hackers encuentran un micrófono espía en el robot de cocina de Lidl

Hackers encuentran un micrófono espía en el robot de cocina de Lidl
Monsieur Cuisine Connect PD

Las nuevas tecnologías han permitido que las empresas puedan colocar micrófonos ocultos en casi todos los productos. Así lo demostraron dos hackers franceses, quienes han visto cómo el robot de cocina de Lidl tenía un dispositivo de audición oculto entre sus cables. Así lo desvelaron Alexis Viguié y Adrien Albisetti, quienes sólo querían ver si era posible instalar un videojuego en el instrumento de cocina.

El dispositivo, que se llama Monsieur Cuisine Connect, tiene un sistema operativo que no se actualiza desde octubre de 2017. “El acceso al micrófono y otras funciones vulnerables solo es posible cuando el robot está encendido, por lo que es importante pensar en apagarlo cuando no lo usamos”, ha explicado Adrien Albisetti a EL PAÍS, aunque afirma que “no creemos que Lidl tenga la voluntad de espiarnos”.

Ante el descubrimiento del micrófono, Lidl ha afirmado a EL PAÍS que el dispositivo está desactivado y “la seguridad de la Monsieur Cuisine está garantizada”. Sin embargo, los hackers están convencidos que su sistema de seguridad es fácil de acceder y que permitiría escuchar el audio ambiente cuando el instrumento de cocina esté encendido, ya sea en uso o no.

Albisetti explica que “es peligroso tener un sistema operativo antiguo porque ya no se actualiza y existen muchas vulnerabilidades de seguridad”. Por ejemplo, señala que una persona que hackeara el robot de cocina podría “escuchar el micrófono, usar el robot como fuente de un ataque masivo o instalar programas maliciosos, por ejemplo, de minado de criptomonedas sin el conocimiento del propietario”.

Desde Lidl explican que el micrófono sólo se encontraba instalado “para futuras funcionalidades como el control de voz, tal y como ya sucede con otros electrodomésticos de características similares que también se comercializan en España”. “Si el control de voz llegara a habilitarse en el futuro mediante una actualización del software, el micrófono solo podrá activarse bajo expreso consentimiento del usuario. Actualmente, solo un uso fraudulento y malintencionado del producto puede activar el micrófono”, ha explicado la compañía a través del citado diario.

A pesar de afirmar que se trata de una apuesta de mercado, la compañía no menciona ni en el sitio web ni en las instrucciones de uso la existencia de este micrófono. Sin embargo, el director ejecutivo de marketing de Lidl en Francia ha confirmado a Numerama la existencia de estas herramientas. “Se había previsto que el aparato pudiese controlarse con la voz y eventualmente vía Alexa. Dejamos ahí el micro, pero está totalmente inactivo y es imposible que lo activemos remotamente», ha afirmado.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído