El equipo de la alcaldesa hace un llamado a utilizar el móvil "solo cuando sea necesario"

Los desvaríos de Ada Colau contra el 5G ponen en ridículo al Ayuntamiento de Barcelona

Los desvaríos de Ada Colau contra el 5G ponen en ridículo al Ayuntamiento de Barcelona

Dentro de solo seis semanas se iniciará el Mobile World Congress de este 2020, se trata de la conocida feria más importante del mundo y que tiene lugar en Barcelona.

En esta edición, el desarrollo del 5G será un elemento protagónico por el despliegue comercial de esta plataforma que ya está presente en 15 ciudades de España, incluida Barcelona.

Sin embargo, la locura comunista se ha apoderado de Ada Colau una vez más, y ha iniciado una batalla contra esta tecnología desde la propia web del ayuntamiento de Barcelona.

Porque según el equipo de la alcaldesa, el 5G impulsará la exposición de las personas a campos electromagnéticos y con ello aumentará la probabilidad de padecer enfermedades como el cáncer, o sufrir enfermedades cardiovasculares, daños neurológicos, deterioro cognitivo, entre otras.

Con un artículo titulado «El 5G no es inocuo«, la alcaldesa progre pretende seguir hundiendo a la ciudad condal, y con él se suma al movimiento “Stop 5G” y solicita que se suspenda el despliegue tecnológico hasta que se determine si es buena o no para el medio ambiente y para la salud.

Y así es como se sigue ahuyentando a los inversionistas.

En el artículo, que ha sido elaborado con la colaboración de Carmen Ruíz Martín, médico de familia del CAP Indianes (Montcada i Reixac), experta en medicina ambiental (Universitat Complutense de Madrid), se indica que el móvil, las tablets y otros dispositivos que requieran conexión inalámbrica deben ser utilizados «solo cuando sea necesario» y además sugieren «no llevar el móvil muy cerca del cuerpo».

«Los campos electromagnéticos afectan tanto a las plantas como a los animales… a pesar de estas evidencias, el estado español, Cataluña y Barcelona en particular, apuestan por esta tecnología sin aplicar el principio de precaución», reza el documento colgado en la web del ayuntamiento.

Parte del artículo se basa en una publicación del año 2017, que habla de una trabajo realizado por más de 180 investigadores de 36 países, en el que se dice probar que la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia -sin hablar directamente del 5G- son perjudiciales para la salud y el medio ambiente.

Pero el Informe anual sobre la exposición del público en general a las emisiones radioeléctricas de estaciones de radiocomunicación del Ministerio de Economía 2019, niega los efectos negativos destacados por el equipo de Colau y señala que «después de las 1.959.472 mediciones realizadas en zonas donde suelen permanecer las personas, que los niveles de exposición radioeléctrica derivados de los servicios de radiocomunicaciones, son significativamente más bajos que los límites de exposición establecidos para la protección sanitaria de las personas» en nuestro país.

Las afirmaciones del escrito han dejado en ridículo al Ayuntamiento de Barcelona, los propios empresarios han dejado saber que estos datos son como mínimo «alarmistas», y destacaron los aspectos positivos, como el hecho de que el 5G significa un avance fundamental para impulsar los sectores industriales e incluso los servicios públicos.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído