El contact tracing y su llegada a Europa por el miedo a un rebrote de la epidemia

COVID-19: Las cuatro tecnologías que se impondrán para lograr la «nueva normalidad»

La Inteligencia Artificial como método para evitar aglomeraciones y la vídeovigilancia para obligar al uso de la mascarilla

COVID-19: Las cuatro tecnologías que se impondrán para lograr la "nueva normalidad"
El distanciamiento social, un clave requisito para el regreso de los ciudadanos a las calles

El proceso del regreso de los ciudadanos a las calles ya está aquí, ese mal término conocido como la desescalda –desaconsejado por la RAE– traerá consigo la necesidad de nuevos dispositivos.

La nueva normalidad no es más que una necesidad para evitar un rebrote de la enfermedad y que se pierda así lo que se ha avanzado tras lo duro que ha sido el COVID-19 en España.

Para ello, la tecnología será fundamental y estos serán algunas de las aportaciones que nos dejará.

Dispositivos de geolocalización

Por ejemplo, en Corea del Sur y China ya se ha avanzado con un dispositivo de geolocalización, que a pesar de lo peligroso que resulta en cuanto a la restricción de libertades, permite controlar también la epidemia.

El llamado contact tracing o rastreo de contactos ofrece la posibilidad de que nuestro móvil informe nuestra situación de salud y ubicación, cuando dos terminales estén en un mismo espacio a la vez, éstos compartirán unas claves privadas, informado en caso de que coincidamos con alguien positivo en COVID-19.

Inteligencia artificial en los supermercados y tiendas

Una compañía española llamada Shoppermotion, ha sido capaz de utilizar la inteligencia artificial para ayudarnos a evitar los contagios en los supermercados.

La tecnología permite, con un algoritmo, localizar todos los carritos de la compra en tiempo real, aportando una gran cantidad de información sobre el número de veces que un cliente está cerca de otros.

La misma tecnología se implementa para los medidores de temperatura, ya son muchos los comercios que han adquirido cámaras térmicas que hacen una estimación de la temperatura corporal de los clientes. La fiebre es uno de los síntomas de la enfermedad, aunque no la única.

El control de temperatura de las personas se realiza a través de tecnologías de infrarrojos y de termografía, integrando una serie de algoritmos de analítica avanzada que transforma el video obtenido de una cámara en datos relativos a la temperatura corporal, con una gran precisión.

Tecnología para la restauración

En el caso de la restauración podremos decir adiós a las cartas, las normas de distanciamiento han generado que este sea uno de los sectores que más cambios tengan que implementar.

Bares y restaurantes ya han mostrado su interés en aplicaciones que permiten acceder a la carta gracias a un sistema que analizar un código QR dispuesto en la mesa, con esto podremos hacer nuestros pedidos, y  también solicitar la cuenta y pagar, todo desde nuestro teléfono móvil.

Control de mascarillas en tiempo real

El caso de las mascarillas es uno de los más importantes, sobre todo ahora que su uso se ha vuelto obligatorio en España. La posibilidad de infección por coronavirus ante las diminutas gotas hace necesaria la protección y la solución para la vigilancia podría estar en la Inteligencia Artificial.

En Francia, por ejemplo, se han desplegado por el metro sensores que aprovechan las cámaras de seguridad y un software de reconocimiento facial que comprueba si los parisinos llevan puestas las mascarillas. El sistema utiliza la red Wifi para transferir los datos. También Motorola, en colaboración con el fabricante de sistemas de videovigilancia Avigilon, ha desarrollado un sistema de seguridad basado en IA capaz de reconocer objetos y medir distancias en tiempo real.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído