Esta red de hackers utiliza su conocimiento tecnológico para un propósito y causas específicas

Anonymous, el grupo ‘hacktivista’ más famoso del mundo que reaparece tras la muerte de George Floyd

El retorno a las redes sociales del mundo entero de Anonymous, se debate entre la veracidad de sus acusaciones y sus amenazas de poner, incluso en jaque a EEUU tras la muerte de George Floyd. ¿Quiénes son y cómo actúan?  

Anonymous, el grupo 'hacktivista' más famoso del mundo que reaparece tras la muerte de George Floyd

Anonymous pone nuevamente en jaque a EEUU tras la muerte de George Floyd por sus revelaciones.

Las noticias sobre este grupo de hackers han reaparecido con mucha fuerza durante los últimos días ya que son considerados el grupo ‘hacktivista’ más famoso del planeta.

Anonymous, volvió a la escena pública para fijar su posición después de la muerte de George Floyd, luego de que este fuera víctima de un abuso policial.

De momento, el sitio web del Departamento de Policía de Minneapolis dio muestras de un ciberataque de este grupo desde el sábado pasado 30 de mayo. Pero, ¿quiénes son?

Anonymous, que está conformado por una red internacional de hacktivistas que tiene sus raíces en el tablero de anuncios en línea basado en imágenes 4chan, que comenzó en 2003 y es utilizado por personas de todo el mundo.

De igual manera, ha lanzado ataques contra organizaciones como la Iglesia de la Cienciología, así como al FBI y al grupo terrorista ISIS. Entre sus otros objetivos también han estado empresas como Mastercard, los supremacistas blancos y a miembros del Ku Klux Klan.

En su último video Anonymous ha enfilado sus baterías contra la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su negligente actuación en torno a la pandemia del Covid 19.

‘Anonymous’ tiene dos símbolos del grupo, la máscara de Guy Fawkes (protagonista de un atentado contra la monarquía británica en 1605) que usan en público, así como la imagen del «hombre sin cabeza», que subrayan la inescrutabilidad del grupo y la falta de liderazgo formal.

Los miembros del grupo se llaman a sí mismos ‘hacktivistas’, una palabra acuñada por la combinación de pirata informático y activista. Este título enfatiza el deseo del grupo de usar su conocimiento tecnológico para un propósito y causa específicos.

¿Cómo actúan?

Este grupo provoca caídas de servidores, realizan ataques informáticos y revelan información confidencial y secreta a través de la red de gobiernos o de empresas privadas que afectan a la sociedad en general.

El ataque de Anonymous se compone de tres fases diferentes, empezando por una dedicada al reclutamiento y comunicación, una segunda para el reconocimiento y ataque a la capa de aplicación, y por último, la que implica el ataque por denegación de servicio (DDoS) a la web del objetivo elegido por el grupo.

Una decisión que se toma principalmente a través de los canales de redes sociales, especialmente Twitter, Facebook y YouTube, medios empleados también para reclutar voluntarios que participen en la campaña de hacking en la primera fase.

De esta manera, los hackers experimentados constituyen tan solo una pequeña parte de los voluntarios, estando más activos principalmente durante la fase de reconocimiento y ataque a la aplicación.

Es así como los hackers con mayor experiencia tienen la tarea de sondear en busca de vulnerabilidades para después llevar a cabo los ataques a las aplicaciones.

Por su parte, los servicios de los profanos en materia de hacking son utilizados únicamente en la tercera fase. Su misión es la de ayudar en la perpetración de un ataque DDoS, siempre que el intento de robo de datos a través de un ataque a la aplicación no haya funcionado.

Para llevar a cabo todas sus acciones, Anonymous ha desarrollado algunas herramientas de ataque personalizadas, como es el caso de un cañón de iones de órbita baja (LOIC) y otra que permite el lanzamiento de un ataque DDoS desde los navegadores móviles.

Todo esto se traduce en que están encargados de infiltrarse en bases de datos o colapsar sitios web estatales a manera de protesta a nivel mundial.

Repercusión mediática

A medida que su presencia se popularizaba a nivel internacional con su emblemática máscara de Guy Fawkes, han filtrado datos sensibles y publicarlos en Internet, algo similar a lo hecho por Wikileaks con los cables de las embajadas de Estados Unidos.

Entre estos casos, figura el de Jeffrey Epstein. ¿Qué fue lo que pasó?

Jeffrey Edward Epstein fue un multimillonario, que en el 2008 fue acusado por tráfico de menores y fue condenado por aquel delito.

Era conocido como un ‘depredador’ sexual y era reconocido en el mundo de élite por estos delitos.

Su historia empezó en 2005, cuando la policía de Palm Beach en Florida lo investigó luego de que un padre denunciara que Jeffrey Edward Epstein acosaba a su hija de catorce años.

Se le declaró culpable y en el 2008 un tribunal de dicho estado lo condenó por solicitar prostitución y tentar a la prostitución a menores.

Durante los 13 meses que estuvo en prisión, el poder judicial identificó a 36 adolescentes que habían sido acosadas por este sujeto.

El pasado 6 de julio de 2019 fue arrestado por tráfico de menores en Florida y New York, pero esta vez tenía cargos federales. El 10 de agosto, Epstein acabó con su vida, ahorcándose en una celda del Centro Correccional Metropolitano en Manhattan.

pero, ¿qué tiene que ver este caso en particular con el Gobierno de los Estados Unidos?

Pues, con el mismísimo presidente Donald Trump, quien supuestamente tenía participación en esta red que lideraba por Epstein. Aún existen documentos que se encuentran clasificados (a los que nadie puede tener acceso) y, según mencionan. Anonumus  estos documentos lo involucran.

De momento, nada de esta información ha podido salir a la luz y Anonymous amenaza con hacerlo.

Según informa Anonymous, Donald Trump “hizo matar a Jeffrey Epstein para encubrir su historia de tráfico y abuso de niños”, señalaron en un tuit de respuesta al presidente de los Estados Unidos.

Dice: “hiciste asesinar a Jeffrey Epstein para cubrir su historial de tráfico y violación de menores” con un enlace a un documento ya publicado con anterioridad llamado ‘El pequeño libro negro de Jeffrey Epstein’. En ese archivo se habla de otros famosos a los que los hackers acusan de estar involucrados en el caso Epstein. Aparecen nombres como Mick Jagger, Edward Kennedy, Naomi Campbell, Bernie Ecclestone, Alec Baldwin, Charles Spencer (el hermano de Lady Di) o Kevin Spacey.

Otro de los nombres que ha aflorado en relación al caso Epstein es el de Justin Bieber, ya que lo ha relacionado al canadiense con el Pizzagate , el nombre que se le da a esta trama. Dicen que Bieber podría haber sufrido abusos en su infancia y que el videoclip de Yummy hace referencia a esos supuestos episodios traumáticos en la vida del artista.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído