Las cámaras infrarrojas permiten visualizar las diferencias de calor

Termografía infrarroja contra el coronavirus: así funciona para el control de temperaturas en grupo

Este tipo de tecnológica ha sido una poderosa herramienta para controlar la expansión del coronavirus en todo el mundo

Termografía infrarroja contra el coronavirus: así funciona para el control de temperaturas en grupo

Lo primero que debemos saber es que la termografía infrarroja es una técnica que permite medir temperaturas a distancia y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar, mediante la captación de la intensidad de radiación infrarroja que emiten los cuerpos.

Sin duda, este tipo de tecnología se ha convertido en un elemento esencial para controlar el desarrollo del Covid-19 en todo el mundo.

Los fabricantes trabajan a contrarreloj en herramientas para frenar esta expansión del coronavirus y uno de los dispositivos que ha cobrado mayor relevancia ha sido la cámara termográfica.

Este y otros artefactos tecnológicos se han convertido en fundamentales para frenar la propagación del virus.

Cada vez va a ser más habitual ver cámaras termográfica, diseñadas específicamente para el control de temperatura corporal por grupos, en accesos muy concurridos, como escuelas, fábricas, oficinas, aeropuertos, estaciones, espectáculos u hospitales.

El kit completo para su correcto funcionamiento debe incluir la propia cámara termográfica, un calibrador y un software de gestión.

¿Qué es una cámara termográfica?

Una cámara termográfica es un dispositivo que se utiliza para medir la temperatura sin necesidad de contacto.

Estos dispositivos detectan la energía infrarroja emitida, transmitida o reflejada por todos los materiales a temperaturas superiores al cero absoluto (0° Kelvin) y convierten el factor de energía en una lectura de temperatura o termograma.

Un termograma es la imagen térmica del objeto que está emitiendo, transmitiendo o reflejando la energía infrarroja, mostrada por la cámara.

Utilizando cámaras termográficas podemos convertir la energía radiada (W), invisible al ojo humano, en una imagen visible formada a partir de la temperatura superficial de los objetos captados por la cámara.

Para cumplir con su objetivo, la cámara termográfica integra una lente térmico de gran angular, así como un sensor térmico de alta resolución (Microbolómetro IRFPA no refrigerado de 400 x 300 píxeles), lo que permite obtener imágenes térmicas nítidas y resultados precisos al identificar a las personas con fiebre.

Ventajas de la termografía infrarroja

Los datos son obtenidos en tiempo real:

Con la termografía infrarroja, las mediciones se realizan mientras se visualiza el objeto en la pantalla y si el objeto cambia de temperatura, la cámara lo va a detectar de inmediato.

Utiliza una técnica no invasiva (END):

Medinte la utilización de estos dispositivos, no se manipula ni se toca el objeto en estudio directamente.

Es bidimensional:

Al ser una imagen, cada pixel contiene información de la temperatura medida y podremos medir en diferentes puntos a la vez.

Es multidisciplinar:

Las imágenes no sólo revelan información de la temperatura de los objetos, también muestran patrones térmicos y tendencias que incluso hacen que en muchos casos, la temperatura sea lo menos importante

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído