"Estas empresas tienen demasiado poder y ese poder debe ser controlado"

EEUU pisa el acelerador a fondo para desmontar el monopolio de las grandes tecnológicas

El informe del Congreso es considerado como el movimiento más importante para regular a las tecnológicas desde que en la década de 1990

EEUU pisa el acelerador a fondo para desmontar el monopolio de las grandes tecnológicas
Los representantes de Apple, Amazon, Google y Facebook.

La palabra monopolio ha sido clave, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha dejado claras sus intenciones en el informe que emitió esta semana acerca de las prácticas de Amazon, Facebook, Google y Apple.

Casi 120 veces es mencionada, según apunta BBC, en el texto del informe se destaca que las compañías que «alguna vez fueron incipientes» ahora son «el tipo de monopolios que vimos por última vez en la época de los magnates del petróleo y de los ferrocarriles».

«Estas empresas tienen demasiado poder y ese poder debe ser controlado», agrega el texto.

Para hacer frente a esta situación, los legisladores recomendaron desmembrar estas compañías para restaurar la competencia, aplicar de forma más estricta las leyes antimonopolio y establecer limitaciones para que estos gigantes tecnológicos compren nuevas empresas emergentes.

Además quieren impedir que estas cuatro compañías operen en sectores en los que ellas mismas son las proveedoras principales de infraestructura como ocurre, por ejemplo, en el caso de Amazon que sirve como una plataforma comercial que usan muchas empresas con las que, al mismo tiempo, compite al actuar como vendedor.

Este informe del Congreso es considerado como el movimiento más importante para regular las empresas tecnológicas desde que en la década de 1990 las autoridades federales demandaron a Microsoft por violación de las leyes antimonopolio.

Estas cuatro compañías tienen un valor de mercado total estimado en más de US$5 billones.

Facebook en las redes, Google en la las búsquedas y la publicidad online…

De acuerdo con el informe, Facebook tiene un «poder monopólico» en el mercado de las redes sociales, que la empresa ha mantenido usando la estrategia de «adquirir, copiar o matar» las posibles amenazas que surjan a su dominio.

En el caso de Google, se le señala de monopolizar las búsquedas y la publicidad online por medio de «una serie de tácticas anticompetitivas», incluyendo el privilegiar su propio contenido por encima del de otras webs.

En cuanto a Amazon, se señala que posee un «poder de mercado significativo y resistente» en el sector de compras online, el cual además se ve reforzado por una «conducta anticompetitiva en su tratamiento de otros vendedores», a quienes a puertas cerradas la empresa se refiere como «competidores internos».

El informa apunta que Apple ejerce un monopolio a través de su tienda de aplicaciones (App Store), que utiliza para «crear y aplicar barreras a la competencia y discriminar y excluir rivales dando preferencia a sus propias ofertas».

La defensa de las compañías: «Ayudamos a millones de estadounidenses»

Los líderes de estas grandes tecnológicas (Jeff Bezos, de Amazon; Tim Cook, de Apple; Mark Zuckerberg, de Facebook y Sundar Pichai, de Google), comparecieron en julio ante el Congreso durante la investigación para defenderlas.

Ahora, tras la divulgación del informe, las cuatro grandes empresas respondieron a los resultados.

«Los productos gratuitos de Google como el buscador, Google Maps y Gmail ayudan a millones de estadounidenses y hemos invertido miles de millones de dólares en investigación y desarrollo para crearlos y mejorarlos. Nosotros competimos de forma limpia en una industria cambiante y altamente competitiva», dijo la empresa en un comunicado.

Amazon, por su parte, alertó que las recomendaciones del comité legislativo podrían terminar perjudicando a los negocios pequeños y a los consumidores.

«Estas malas ideas podrían tener el efecto primario de dejar fuera de las tiendas en línea a millones de comerciantes independientes, privando a estos pequeños negocios de una de las vías disponibles más rápidas y provechosas para alcanzar a los consumidores», señaló la empresa.

Apple también rechazó el informe y aseguró que su tienda de aplicaciones ha hecho posibles «nuevos mercados, nuevos servicios y nuevos productos que eran inimaginables hace una década, y los desarrolladores han sido los principales beneficiarios de este ecosistema».

En cuanto a Facebook, la compañía rechazó que su adquisición de Instagram y WhatsApp fuera anticompetitiva.

«Nosotros competimos con una gran variedad de servicios con millones, incluso con miles de millones, de personas que los usan. Las adquisiciones forman parte de todas las industrias y una vía a través de la cual innovamos con nuevas tecnologías para ofrecer mayor valor a las personas», señaló la empresa en un comunicado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído