Antenas, dispositivos bluetooth y cientos de teléfonos móviles se han desplegado en muchos lugares del mundo

La radiación del 5G: ¿Tiene algún riesgo para la salud esta tecnología?

Algunos expertos señalan que la exposición a las radiaciones no suponen un peligro. Sin embargo, otros aseveran que tanta radiación no puede ser buena y se preguntan quiénes controlan esos niveles de exposición

La radiación del 5G: ¿Tiene algún riesgo para la salud esta tecnología?

Al igual que con las compañías de teléfonos móviles previas, la red 5G depende de las señales que envían las ondas de radio -que son parte del espectro electromagnético– transmitidas entre una antena o torre de comunicaciones y nuestros móviles.

Cabe destacar que continuamente estamos rodeados de radiación electromagnética: desde señales de radio y televisión hasta todo tipo de tecnologías, incluidos los celulares y de fuentes naturales como la luz solar.

A este respecto, la Organización Mundial de la Salud sigue siendo poco clara con las recomendaciones, ya que insiste en que aún deben de hacerse más pruebas para llegar a una conclusión a la que podremos tener acceso en 2022.

Hasta la fecha, y después de muchas investigaciones realizadas, no se ha relacionado causalmente ningún efecto adverso para la salud con la exposición a tecnologías inalámbricas. Las conclusiones relacionadas con la salud se extraen de estudios realizados en todo el espectro de radio pero, hasta ahora, solo se han llevado a cabo unos pocos estudios en las frecuencias que utilizará 5G […] Los niveles de exposición a la radiofrecuencia de las tecnologías actuales dan como resultado un aumento insignificante de la temperatura en el cuerpo humano […] no se anticipan consecuencias para la salud pública.

La OMS está llevando a cabo una evaluación de los riesgos para la salud derivados de la exposición a radiofrecuencias, que cubre todo el rango de radiofrecuencias, incluido el 5G, que se publicará en 2022. La OMS revisará la evidencia científica relacionada con los posibles riesgos para la salud de la exposición a 5G a medida que se implemente la nueva tecnología y a medida que se disponga de más datos relacionados con la salud pública.

Por otro lado, los movimientos antiantenas -ahora anti-5G- parecen acoger toda clase de creencias conspiranoicas con respecto, al igual que con las mascarillas, las vacunas y la Covid-19.

En realidad han sido la industria y los profesionales del sector los más interesados en garantizar que las radiaciones emitidas por las antenas fueran seguras y que los niveles de potencia estuviesen dentro de los límites permitidos.

Pero, la radiación electromagnética utilizada por todas las tecnologías de telefonía celular ha llevado a que algunos se preocupen por sus riesgos a la salud, como desarrollar ciertos tipos de cáncer.

Un informe de toxicología publicado en 2018 por el Departamento de Salud de Estados Unidos dirigido a quienes expresaron temores de seguridad encontró que ratas macho expuestas a altas dosis de radiación de frecuencia de radio desarrollaron un tipo de tumor canceroso en el corazón.

A este respecto, el Dr. Paul Ben Ishai, del Departamento de Física de Ariel University:

Dada la amplia prueba de los efectos perjudiciales que surgen de la exposición a la radiación de RF de baja intensidad que emana de los teléfonos celulares e inalámbricos, es ilógico no instigar una revisión exhaustiva de la seguridad de la salud pública antes de permitir ciegamente que el Ministerio de Comunicaciones impulse el lanzamiento de 5G.

En el New York Times también han tratado el tema. Lo hicieron con un informe titulado «The 5G Health Hazard», y se pueden leer opiniones contrarias sobre el tema.

Por un lado, den a conocer las conclusiones no científicas sobre el tema, y tuvieron respuestas clave de la comunidad. William J. Broad, en su informe publicado el 16 de julio de 2019, criticó al Dr. Bill P Curry por no considerar el llamado «Efecto protector de la piel humana».

Mientras que Bill P Curry habla sobre «Absorción de microondas en el cerebro y defiende que los campos electromagnéticos probablemente sean un grave peligro para la salud, Broad culpa al Dr. Curry por no considerar la baja penetración de las altas frecuencias y, por tanto, no prestar atención al efecto de blindaje de la piel del ser humano.

Su análisis no reconoció el efecto protector de la piel humana. A frecuencias de radio más altas, la piel actúa como una barrera, protegiendo órganos internos, incluido el cerebro, por exposición. La piel humana bloquea frecuencias de luz solar, incluso más altas.

Según ha reseñado la BBC, decir que los campos electromagnéticos de radiofrecuencia son inocuos es falso si no se acompaña de la frase «a los niveles habituales de exposición».

Dichos niveles están decenas o centenas de miles de veces por debajo de los de seguridad marcados por ICNIRP.

Es lo que han demostrado numerosos estudios y revisiones sistemáticas de exposición personal en condiciones reales.

Pero existen efectos constatados derivados del uso de dispositivos y que no son consecuencia de las radiaciones que emiten.

Así, se ha demostrado que su uso puede provocar dependencia, problemas musculares, malas posturas y que condicionan nuestras relaciones personales y hábitos saludables.

Dichos efectos, sin embargo, no son denunciados por los movimientos en contra de estas tecnologías.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Yéssica Salazar

Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo. Con Máster en Gerencia y Tecnologías de la Información. Con infinito amor por el periodismo y los medios audiovisuales que me han permitido conocer nuevos senderos, diferentes y desconocidos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído