Desinflada Nintendo, ¿quién se beneficiará más?

Ganadores y perderos en la cacería de Pokemon GO

Las acciones de la empresa nipona sufrieron el 25 de julio de 2016 su mayor caída desde 1990

Pese a que no participaron en el desarrollo de la aplicación, aprovecharán las descargas realizadas a través de sus tiendas de aplicaciones y se embolsarán, entre las dos, un 35 por ciento de los ingresos

Las acciones de la empresa nipona sufrieron el 25 de julio de 2016 su mayor caída desde 1990 tras advertir en un comunicado que el impacto del videojuego sobre sus cuentas sería «limitado» al pertenecerle sólo el 9% de sus derechos, lejos del 35% que poseen conjuntamente Apple y Alphabet.

La locura desatada tras el lanzamiento de la aplicación de móvil Pokémon Go se trasladó en un primer momento a las acciones de Nintendo, que se revalorizaron un 111,2 por ciento en las ocho sesiones posteriores al lanzamiento del videojuego.

No en vano, se trataba de la aplicación que menos tiempo tardaba en superar las 10 millones de descargas -7 días- y evidenciaba la capacidad de la compañía para adaptarse a un soporte novedoso para ella como lo es el smartphone.

Como explica Javier García Casco en ‘El Economista‘ este 31 de julio, una evaluación más fría del impacto que tendrá el videojuego sobre sus cuentas ha rebajado las expectativas y ha provocado que sus títulos hayan retrocedido ya un 59,3 por ciento de lo ganado durante el boom, llegando a sufrir, en la sesión del lunes, su mayor caída en bolsa desde 1990, al desplomarse un 17,7 por ciento.

La causa de este retroceso se encuentra en la advertencia lanzada por la propia compañía, que señalaba que el impacto de Pokémon Go sobre sus resultados sería «limitado», al pertenecerle tan solo una pequeña porción de los ingresos generados por la aplicación.

Los ganadores con Pokémon Go

A pesar de que el mercado personalizó el éxito del videojuego en Nintendo, esta no es, ni mucho menos, la que sacará mayor tajada del éxito de Pokémon Go.

Según señala un informe de JP Morgan, Apple y Alphabet, pese a que no participaron en el desarrollo de la aplicación, aprovecharán las descargas realizadas a través de sus tiendas de aplicaciones y se embolsarán, entre las dos, un 35 por ciento de los ingresos generados por Pokémon Go.

A Niantic, la startup que desarrolló el videojuego, le corresponderá un 35 por ciento, mientras que The Pokemon Company, participada al 32 por ciento por Nintendo, recibirá el 30 por ciento restante.

De este modo, tan solo el 9 por ciento de los 1.145 millones de dólares anuales que JP Morgan prevé que generará el videojuego irá a parar a las arcas de la empresa nipona. Entre las citadas compañías, Alphabet sería la más beneficiada al obtener ingresos de Pokémon Go por partida doble, puesto que, además de beneficiarse de las descargas realizadas a través de los móviles que cuentan con su sistema operativo -Android-, cuenta con una participación del 6 por ciento en la desarrolladora del videojuego, Niantic.

El vínculo entre ambas se remonta hacia 2010, cuando se puso en marcha como una startup interna de Google dedicada al desarrollo de mapas interactivos. No fue hasta el año pasado cuando, capitaneada por el ex ejecutivo de Alphabet John Hanke, se segregó definitivamente de su matriz y se constituyó como empresa independiente.

Sin embargo, a diferencia de la creadora de Super Mario o Zelda, que, pese a las recientes caídas acumula una subida del 49,55 por ciento desde el lanzamiento del videojuego, otras compañías que sacarán mayor provecho de la aplicación como Apple o Alphabet se han anotado alzas notablemente inferiores -del 9 y el 12,9 por ciento, respectivamente-.

Además, en el caso de Apple, la subida se debe más a unos resultados trimestrales que batieron las previsiones y que impulsaron a los títulos de la compañía en un 6,5 por ciento en la sesión posterior a su publicación.

Pero, lejos de limitarse su estímulo a otras empresas del sector tecnológico, el efecto Pokemon Go se hará notar también sobre una cadena de comida rápida como McDonald?s. La compañía estadounidense ha llegado a un acuerdo con Nintendo mediante el cual 3.000 establecimientos de la cadena en Japón se convertirán en gimnasios Pokémon y PokeStops, lo que podría catalizar un aumento de las visitas.

La compañía estadounidense, que se revalorizó un 5,3 por ciento en bolsa en la sesión en la que dio a conocer el acuerdo, espera correr la misma suerte que GameStop. La distribuidora de videojuegos se ha anotado un avance en bolsa del 16,4 por ciento desde el lanzamiento de Pokémon Go, luego de que su consejero delegado, Paul Raines, declarase en una entrevista que los establecimientos de la cadena que figuran como gimnasios en la aplicación habían duplicado sus ventas desde el lanzamiento del videojuego.

¿Gratuito? No del todo

Pese a que cualquier usuario puede descargarse sin coste la aplicación Pokémon Go, su modelo freemium permite generar ingresos a partir de la compra de determinados productos especiales. Un ejemplo de ello son las bolas para atrapar Pokémon o el uso de incienso para atraerlos hacia nuestra posición.

La estrategia seguida parece estar teniendo éxito entre los usuarios, ya que, según la analista de Needham & Company, Laura Martin, el 20 por ciento de los jugadores ya paga por estos contenidos adicionales una cantidad que ronda los 0,80 dólares diarios.

En este sentido, el mejor ejemplo sobre cómo sacar provecho a una aplicación de descarga gratuita se encuentra en Candy Crush Saga. Laura Martin señala que «generó unos ingresos de 1.000 millones de dólares entre los años 2013 y 2014» a través de las compras de vidas adicionales para continuar jugando sin necesidad de esperar a que se repongan automáticamente.

Tal fuente de ingresos supuso un chorro de 0,20 dólares diarios por usuario activo, tal y como explica un informe de Citigroup, cifra inferior a los 0,25 dólares diarios que abona, de media, cada jugador de Pokémon Go.

Estas compras de contenido exclusivo se han materializado en unos ingresos de 35 millones de dólares en las dos semanas posteriores a su lanzamiento, aunque podría elevarse en los próximos meses con el lanzamiento del accesorio Pokémon Go Plus.

Se trata de una pulsera que revelará al jugador la posición de los Pokémon sin necesidad de utilizar el móvil y cuyos derechos pertenecen, en su totalidad, a Nintendo. Su salida, que estaba prevista para julio, finalmente se llevará a cabo en septiembre a un precio de 35 euros la unidad.

Te puede interesar

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído