ALINEACIÓN COITAL

¿Sabes qué postura sexual lleva a las mujeres al orgasmo siempre?

La mujer se tumba boca arriba sobre una superficie cómoda, pero en lugar de tener las piernas abierta deberá mantenerlas ligeramente cerradas durante el coito.

¿Sabes qué postura sexual lleva a las mujeres al orgasmo siempre?
Orgasmo femenino, Hombres vs Satisfyer. PD

La revolución sexual femenina de nuestro tiempo tiene un nombre: ‘Satisfyer’.

Se vende como rosquillas en Internet, como el nuevo mejor amigo del clítoris.

Y a muchos hombres -aquejados por eso tan inconfesable que es la ‘masuclinidad frágil’- les han entrado serias dudas.

Alguno da ya gracias a que tiene esperma para crear vida, porque de otra forma sería inútil en este mundo.

Tranquilos, hombres: no os vais a extinguir. Dejad de llorar en la redes sociales.

Todavía puedes placer y muchos orgasmos, pero necesitas aprender.

Y aquí tienes una pista.

La técnica de alineación coital es una versión modificada de la postura del misionero en la que el hombre se pone un poco más arriba, deslizando su cuerpo unos tres centímetros hacia arriba con la cadera alineada con la de la mujer, de forma que la base del pene se frota contra el clítoris durante la penetración.

En un estudio publicado en el Journal of Sex and Marital Therapy, en el que las mujeres declaraban ser incapaces de llegar al orgasmo con la postura del misionero, las que pusieron en práctica la técnica de la alineación coital presentaron un incremento del 56% en su frecuencia de orgasmos.

La técnica de alineación coital supone un cambio importante, ya que la mayoría de mujeres necesitan estimulación del clítoris para llegar al orgasmo, según indica Megan Fleming, psicóloga y terapeuta sexual.

La penetración, por sí sola, no siempre sirve.

ALINEACIÓN COITAL

La técnica de alineación coital es una manera de tener sexo que, a finales del siglo XX, desarrolló el terapeuta estadounidense Edward Eichel. El objetivo de este método es aumentar la probabilidad de que las mujeres alcancen el orgasmo durante la penetración.

El estudio determina que el principal factor de estimulación femenina es el clítoris, sin embargo, también señala que las posturas o posiciones sexuales tradicionales ofrecen muy poca estimulación a este órgano.
Por tanto, este especialista desarrolló una postura en la que el movimiento del  pene es capaz de estimular el clítoris de la mujer de forma directa.

Basada en la postura del misionero, la técnica es bastante sencilla.

La mujer se tumba boca arriba sobre una superficie cómoda, pero en lugar de tener las piernas abierta deberá mantenerlas ligeramente cerradas durante el coito.

De esta manera, aumenta el nivel de estimulación para ambos.

Otro aspecto a tener en cuenta, y en parte lo que la diferencia de la posición del misionero, es que la mujer deberá tener la pelvis algo elevada.

Esto puede conseguirse fácilmente colocando un cojín o almohada debajo de la cadera.

Una vez que ella esté en la postura adecuada, el hombre debe colocarse encima y aguantar el peso de su cuerpo con sus codos y antebrazos. Las rodillas del hombre deben estar envolviendo o tocando los muslos de la mujer, de tal forma que las caderas de ambos estén alineadas, de ahí el nombre de la técnica.

Obtenida esa posición, se inicia la penetración que, en vez de consistir en movimientos de dentro hacia afuera, el pene debe moverse de arriba hacia abajo. De este modo, con cada movimiento, el pene se introducirá en la vagina y además estimulara directamente el clítoris de la mujer, proporcionando mayor placer.

CURIOSIDADES

  • El orgasmo favorece el sueño
    Varios estudios demuestran que las hormonas y sustancias químicas liberadas durante el sexo ayudan a dormir mejor.
  • El récord de orgasmos femeninos en una hora es de 134
    Al contrario que el masculino que, como ya era evidente, sale perdiendo, con tan sólo 16.
  • El tiempo para llegar al orgasmo
    El hombre necesita entre 3 y 5 minutos para llegar al orgasmo, mientras que la mujer requiere unos 15 minutos para poder alcanzarlo –más tiempo de placer–.
  • Estimulación en mujeres
    El 1% de las mujeres puede alcanzar el orgasmo sólo con la excitación de los pezones.
  • Eyaculación masculina
    Un hombre eyacula una media de 7200 veces en su vida.
  • El orgasmo se puede producir en el cerebro
    El orgasmo se origina en el cerebro, siendo un reflejo de las sensaciones en el sistema nervioso. Por eso es posible alcanzarlo sin estimulación genital.
  • El orgasmo mejora con la edad
    A medida que pasan los años, la facilidad con que una mujer alcanza el orgasmo aumenta notablemente, incrementándose en un 10% el número de mujeres que llegan al clímax a partir de los 40 años.
  • La alimentación puede influir en los orgasmos
    Aunque eso ya lo sabíamos, puede que no conozcas que algunos alimentos comunes son afrodisíacos, como la sandía, los arándanos o el chocolate, que poseen propiedades que ayudan a alcanzar el orgasmo e incluso lo potencian.
  • El orgasmo femenino dura más que el masculino
    El orgasmo femenino dura más –esto tampoco nos pilla de sorpresa–. Pero quizás no sepas –o no hayas encontrado a una chica que le pase– que el orgasmo femenino puede alcanzar los 20 segundos, aunque el promedio está entre los 6 y 10 segundos. En este caso los hombres siguen perdiendo pues su orgasmo sólo dura 5 segundos.
  • Alivia el dolor
    Además de dar placer (y cuánto), el orgasmo alivia el dolor. La oxitocina, liberada durante el orgasmo, produce una sensación de relajación, pudiendo aliviar incluso el malestar físico.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído