¿Qué son, dónde estarán y cuáles son sus puntos más débiles?

El Pentágono colocará ‘rayos de la muerte’ en los cazas de EEUU

Los láseres ayudarían en un primer momento a proteger a cazas más viejos, pero acabarían incorporados en casi todos los aviones de guerra

El Pentágono colocará 'rayos de la muerte' en los cazas de EEUU

Todo vale en la guerra.  Y por ello, la Fuerza Aérea de EE.UU. planea incorporar sistemas de armas láser en aviones de combate a mediados de esta década.

¿Cómo funcionan estos llamados ‘rayos de la muerte’, en qué cazas se colocarían y contra qué obstáculos tendrían que lidiar?

Desarrollado por Lockheed Martin, el Demostrador Láser de Alta Energía de Autoprotección (ShiELD, por sus siglas en inglés) consiste en un láser montado en una cápsula que será colocado en el fuselaje o el ala de un avión de combate, con la idea de que pueda derribar misiles aire-aire y tierra-aire entrantes, explica el portal Popular Mechanics.

Mientras los actuales aviones de combate se limitan, en gran medida, a asumir misiones de defensa pasiva contra los misiles, un láser sería la primera defensa antimisiles ‘activa’ en el mundo del combate aéreo, capaz en teoría de derribar un misil.

En qué aviones se montarían

Al tratarse de un sistema montado en cápsulas, ShiELD ocupará una zona del avión de combate que normalmente se reserva a las bombas, misiles o cápsulas de sensores, lo que hace que se «ajuste mal» en los aviones sigilosos como el F-22 Raptor o el F-35 Joint Strike Fighter, ya que la cápsula rompería la firma de radar cuidadosamente minimizada del avión, explica el portal. Además, ambos aviones ya tienen un sistema de defensa antimisiles incorporado: la tecnología sigilosa.

En cambio, es probable que el sistema se use, al menos en un primer momento, para proteger a cazas más viejos que no pueden aprovechar el sigilo para esconderse del enemigo, como ocurre con los F-15E y F-15C, así como con los F-15EX Eagle, F-16 Fighting Falcons y tal vez incluso el A-10C Warthog.

Ventajas y desventajas

El portal recalca la enorme utilidad del láser en el aire, ya que puede ser impulsado por el motor del avión, lo que hace innecesario llevar un cargador de armas a bordo y proporciona un número teóricamente ilimitado de disparos. Además, la energía láser viaja a la velocidad de la luz, «eliminando la balística de la ecuación» de orientación y haciendo que sea imposible esquivarlo.

Por otro lado, también tienen algunas desventajas, unidas al hecho de que los efectos atmosféricos, en particular la humedad del agua y las partículas de humo, diluyen rápidamente la fuerza de un láser. Además, cuanto más se desplaza un rayo, más débil se vuelve.

Asimismo, el láser debe enfocarse en un misil el tiempo suficiente para que tenga efecto. A diferencia de los misiles, cuyas ojivas desatan mucha energía en una sola explosión devastadora, un láser proyecta un flujo constante de luz concentrada que calienta el objetivo hasta que algo falla o explota. De hecho, un misil que viaja a velocidades ultrarrápidas podría resultar un objetivo difícil sobre el que enfocar un rayo.

El futuro de los láseres

Un sistema de defensa láser como SHiELD es más complejo de lo que parece, ya que debe incluir la capacidad de detectar, rastrear y derribar misiles entrantes en un solo paquete montado en una cápsula. El láser debe ser lo suficientemente potente como para «freír» los componentes electrónicos de un misil entrante o causar daños en el fuselaje o en los sistemas de control, induciendo una falla aerodinámica. El nivel de potencia del láser SHiELD no se revela, pero Defense News informó recientemente que se situaría en «decenas de kilovatios».

Según Popular Mechanics, esto es solo el comienzo para los láseres de aviones, que, eventualmente, se colocarían en casi todos los aviones de guerra, desde bombarderos hasta aviones cisterna, proporcionándoles alguna forma de protección activa. A medida que los láseres se vuelvan más potentes, podrán progresivamente atacar objetivos más grandes y complejos, como aviones enemigos. Los láseres también serán útiles para atacar objetivos terrestres y, según predicen algunos expertos, serían capaces de derribar misiles balísticos poco después de su lanzamiento.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído