La llevaba en su casco un instructor de paracaídas

Una cámara de fotos se cae desde 900 metros de altura y ¡sigue funcionando!

La máquina a se estrelló a más de 160 km/h en suelo blando

No se conoce otro caso igual. Una cámara de fotos reflex se cae desde una altura de 900 metros y apenas sufre daños. Es más, sigue completamente funcional.

Su dueño, un instructor de paracaídas de Florida (EEUU), la llevaba junto a otra cámara de vídeo sobre su cabeza en un casco. Tras realizar un salto desde una avioneta las dos cámaras se cayeron justo antes de abrir el paracaídas (ver vídeo que acompaña este artículo).

La cámara de vídeo no tuvo la misma suerte y quedó completamente rota. La réflex que sobrevivió era una Canon Rebel XT. El dueño piensa presentarla para los récord guinness.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído