MUNDO CRUEL

Los 10 peores selfies que se ha hecho el personal por no prestar atención al ‘paisaje’

Cuando vas a tomarte un selfie, no solo tienes que preocuparte de que tu aspecto sea correcto y de que estés bien peinado.

También debes tener en cuenta que el entorno y, sobre todo, lo que está detrás tuya va a aparecer en la misma fotografía.

Esto es lo que toda esta gente olvidó y, como resultado, lo que obtienes un selfie la mar de gracioso ridículo, patético o literalmente horrible.

Los peores errores al hacerte un selfie y cómo arreglarlos

1. Esperar vernos diferentes
¿Cuántas veces no hemos visto en redes sociales las fotografías de una persona para después conocerla y darnos cuenta que no se parece en nada? Los selfies son un reflejo de quienes somos, el problema es cuando deseamos vernos diferentes y recurrimos a una cantidad impresionante de filtros que incluso hacen que nuestro color de piel cambie.

Solución: Si vas a usar filtros que sea solo uno y no lo uses en exceso o atrévete a tomar tu foto sin modificaciones, aunque no lo creas todos somos bellos de alguna manera.

2. Mirar al infinito o hacer gestos extraños
¿Siempre sales en tus fotos mirando hacia la nada o haciendo gestos? Calma, es más común de lo que piensas. Algunos smartphones toman los selfies segundos después de que aprietes el botón, el problema es que no calculas bien y la foto se toma cuando estás practicando ese gesto ganador o sale borrosa porque tienes pulso de maraquero.

Solución: Usa un temporizador ajustado al tiempo de tu preferencia, así sabrás cuantos segundos tienes para ver a la cámara y mostrar tu mejor sonrisa ¡saldrás perfecto!

3. Tomarlo de noche en un sitio mal iluminado
Típico: sales de la fiesta de madrugada, rodeado de tus mejores amigos y con la actitud a tope y lo primero que se te ocurre es tomarte unos selfies, para luego darte cuenta que es imposible que salgan bien en esas condiciones. La poca luz y mala iluminación hace que te veas muy oscuro o pixeleado.

Solución: Tira ese feo teléfono y hazte de un smartphone con un sensor de alta resolución y pixeles más grandes que faciliten una mayor entrada de luz, así siempre saldrás nítido y luminoso, sin importar la situación.

4. Tomarle foto a tu papada
Nadie quiere verla, siempre te recuerda lo peor de ti y simplemente no tiene por qué salir en tus fotos; sí, hablamos de la horrible papada. No importa si tienes 18 o 40 años, esta parte del cuerpo es la invitada incómoda que te hace ver con 20 kilos más de los que realmente tienes; pero afortunadamente hay una manera de ocultarla por siempre.

Solución: Nunca tomes fotos de tu rostro de abajo hacia arriba, tómalas de frente, sosteniendo el celular a la altura de tus ojos o si quieres engañar a todos y verte más delgado, tómala en picada desde arriba de tu cabeza.

5. Intentar un selfie en movimiento
Ya sea que quieras retratar la emoción de una montaña rusa, en la mnoto, la vbicicleta o tomar una divertida selfie mientras das un brinco enorme, es un hecho que la fotografía saldrá movida y borrosa, excepto si cuentas con la tecnología suficiente para que esto no ocurra.

Solución: Busca un smartphone que tenga una cámara con enfoque automático híbrido predictivo, esta función anticipa el movimiento y mantiene los objetos enfocados para tomar una foto cero borrosa en cualquier circunstancia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Los vídeos más vistos

Lo más leído