Ordenador

Pixabay

clipping

Ordenadores Baratos ¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar el tuyo?

Camila Domínguez, 17 de noviembre de 2016 a las 18:22

Todos nos preocupamos cuando estamos a punto de invertir cierta parte de nuestro dinero en la adquisición de un ordenador, ya sea de sobremesa o portátil. Es normal puesto que se trata de una máquina que probablemente utilizaremos durante gran parte del día a día, ya sea para trabajar o como medio de ocio.

Lo primero que miramos cuando vamos a comprar un ordenador es el precio, relacionándolo con lo que estamos dispuestos a pagar o lo que nos podemos permitir. Algunos, a veces, acuden al tradicional dicho "lo barato sale caro". Sin embargo, esa afirmación no siempre es cierta. Adquirir un producto barato no necesariamente significa que tenga que tener un bajo coste; en ocasiones, la baratura se mide en la relación calidad-precio.

Antes de mirar ordenadores debemos saber qué es lo que buscamos, es decir, para qué tareas lo necesitaremos. No debe tener las mismas prestaciones un ordenador utilizado para el entretenimiento que uno que usaremos para programación. Existen muy diferentes perfiles y no todas responden correctamente a las necesidades del comprador.

En el primer caso, si lo que se busca un uso cotidiano de la maquina (navegación web, trabajos en Office, reproducción de vídeos o películas...) sería suficiente un ordenador cuyo procesador tenga una velocidad de reloj, es decir, de procesamiento de datos, de 3,3 Ghz aproximadamente. En cuanto al caché, el almacenamiento temporal de datos a los que se accede con frecuencia, lo normal para estas tareas es 3 ó 4 MB. Si el ordenador cuenta con dichas prestaciones, no será necesario gastarse más en algo superior.

Si lo que buscamos es poder acceder a una navegación simultánea en varias webs, utilizar programas que necesiten más potencia como editores de fotografías o vídeos o instalar diferentes juegos, debemos subir el nivel de nuestras exigencias para salir realmente beneficiados con la compra. En esta ocasión, debemos buscar un caché de mínimo 6 MB en el que funcionen con rapidez suficiente tareas repetitivas.

En cuestiones de trabajo, cuando el ordenador es nuestra principal herramienta y los programas que usamos son de ingeniería, diseño gráfico, modelado o algo semejante, precisamos una CPU que nos permita trabajar de forma fluida con nuestros proyectos. Para ello, lo adecuado será un caché de unos 8 MB.

De cara a posibles deseos futuros, debemos tener en cuenta que las piezas de los ordenadores de sobremesa son fácilmente ampliables, al contrario que los equipos portátiles, donde tendríamos que sustituir las antiguas. Es recomendable mirar diferentes webs antes de acudir al lugar de compra puesto que en esta tienda online de PC de sobremesa nos podrán explicar las diferentes propiedades que se ajustan mejor a lo que pedimos.

Asimismo, debemos ser prácticos y fijarnos en las características más que en la estética del aparato. Como mínimo es preferible tener 2 años de garantía. Cabe recordar también que la informática actualmente avanza a pasos agigantados, por lo tanto, debemos no comprar algo demasiado ajustado ya que el modelo concreto podría ser actualizado muy pronto. Debemos siempre adquirir algo ligeramente superior a nuestras necesidades y prevenir futuros gastos prescindibles.



Publicidad
Aviso Legal | Política de Privacidad | Protección de Datos | sugerencias@periodistadigital.com | Publicidad | Quiénes Somos | Copyleft
PERIODISTA DIGITAL, SL CIF B82785809 - Avenida de Asturias, 49, bajo - 28029 Madrid (España) - Tlf. (+34) 91 732 19 05