El bobo que se hacía un selfie en las vías del tren

Selfies mortales: este idiota se llevó una patada en la boca, pero pudo morir despanzurrado

La escena es tremenda, porque el chaval ni se da cuenta de lo que se le viene encima a toda velocidad, hasta que lo siente en los morros.

El muy pasmado se llevó un patadón en la cara del cabreado maquinista, quien se había hartado de pitar advirtiendo al presumido del peligro.

UNA AFICIÓN LETAL

Los datos son confusos, pero se calcula que unas 300 personas pierden la vida cada año, en todo el mundo, mientras trataban de hacerse una autofoto.

Por poner un ejemplo comparativo: en 2015 murieron ocho personas en todo el mundo a causa del ataque de un tiburón; al menos doce fallecieron al jugarse el pellejo para hacerse un selfie con el que impresionar al personal.

Cada día, los seres humanos se hacen alrededor de un millón de autorretratos.

Según la web de estadísticas Priceonomics, en Instagram hay unos 50 millones de fotos con la etiqueta selfie, y el término se menciona cada semana en 365.000 posts de Facebook y 150.000 tuits.

Esta ola de egocentrismo digital tiene un lado trágico. En busca de la imagen más arriesgada e impactante, hay gente que posa colgada de acantilados, tumbada en las vías del tren, suspendida de un edificio, demasiado cerca de animales peligrosos… Y a veces la cosa acaba mal.

¿Cuántos se matan haciéndose un selfi, dónde y de qué forma, y qué perfil tienen quienes palman de esta estúpida manera?

Priceonomics ha llevado a cabo un estudio que aporta información sobre estas interrogantes, aunque se supone que hay casos que escapan a las estadísticas. Por otra parte, la edad media de las víctimas es de 21 años, y el 75 % son hombres.

Jovencitos haciendo gala de orgullo fatal 
¿Acaso el exceso de testosterona de la varonil muchachada explica que sean sobre todo chavales los que pasan a mejor vida mientras pretenden inmortalizarse? Tal vez. Lo que sí han descubierto psicólogos de la Universidad Estatal de Ohio es que los hombres que más selfis cuelgan en las redes sociales tienden a exhibir más rasgos de personalidad relacionados con el narcisismo y la psicopatía que el resto. Cuando estos tipos se autorretratan, dan más valor a la autoafirmación que a los posibles riesgos.

Pero volvamos a los descarnados números. Siempre según el trabajo de Priceonomics, un tercio de los que fallecen mientras se hacen un selfie mueren por una caída desde las alturas, por lo general desde un acantilado o un edificio. Muy cerca se hallan los óbitos por ahogamiento, y en tercer lugar figuran los provocados por atropellos de tren.

Una escabechina global
La moda de autorretratarse y subir el resultado a internet ha llegado a todos los rincones del planeta, pero ¿dónde resulta más peligrosa?

Desde 2014, el 40 % de las muertes por selfies han ocurrido en la India. Es un dato que no puede atribuirse solo a la elevada población de ese país, porque China ha informado de un único caso en el mismo periodo. La India tiene uno de los mayores índices de fallecimientos por accidentes del mundo, y ese hecho unido a la manía de los selfies explica el fenómeno.

Los siguientes estados en el ranking son Rusia (7 muertos), EE. UU. (5), las Filipinas (4) y España (4).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Los vídeos más vistos

Lo más leído